El dolor de Lio: Messi con las manos vacías

Hizo todo en esta Copa América. Pero la suerte quiso que errara el penal de la definición. No tenía consuelo y la tristeza se vio en sus ojos. Otra vez, no pudo lograr su sueño.
Lunes 27 de junio de 2016

En esta Copa América lo ovacionamos durante todos los partidos que jugó. Incluso en esta final ante Chile donde dejó todo. Pero la mala suerte hizo que en los tiros del punto del penal, Lionel Messi tirara afuera la pelota cuando toda la Argentina se había ilusionado con la atajada de Chiquito Romero a Arturo Vidal.

Parecía que podía quebrarse el maleficio. Pero no. Finalmente, Argentina cayó otra vez en los penales ante los chilenos y dejó escapar otra final sin poder consagrarse campeón. Primero fue en el Mundial ante Alemania. Luego en Copa América ante Chile. Y ahora, nuevamente ante el mismo rival, dirigido por otro argentino, en la misma instancia. La historia repetida que tanto pesa.

¿Qué se le puede decir a Messi? Nada. Lio hizo todo bien, pero la suerte es la suerte y esta vez no estuvo de su lado en los penales. Además, Biglia también erró su penal. Se lo atajaron, y ahí es donde la Selección terminó de perder una ilusión que lleva mucho tiempo: coronarse campeón de la Copa América, la misma que no consigue hace 23 años. En frente, un rival que hizo su juego, esperar una ocasión para el contragolpe. Frenó a Messi hasta con cuatro o cinco hombres, lo golpeó y no dejó que creara. Después, otra vez la suerte estuvo de su lado en los penales.

No hay nada más que decir. Será tiempo de reflexionar y sacar conclusiones. ¿Se irá el Tata Martino? ¿Colgará los botines Mascherano? Todas las incógnitas se revelarán cuando los protagonistas lo decidan. Por lo pronto, nos vamos a dormir con un sabor más que amargo... dejando las banderas, gorros, camisetas y bufandas celestes y blancas a un costado de la cama.


Por C.Seta

@setaclaudia