En San Juan, Boca goleó a Güemes sin problemas

Pavón (2), Insaurralde y Pérez convirtieron los goles. El equipo de Shelotto pasó a la siguiente ronda de la Copa Argentina.
Jueves 30 de junio de 2016
Con la tremenda categoría que tiene en su plantel y con Cristian Pavón imparable, Boca Juniors se clasificó a la siguiente ronda de la Copa Argentina, tras golear por 4 a 0 a Güemes de Santiago del Estero, por los 32avos de final del certamen.

El equipo "xeneize" se impuso con los goles de Cristian Pavón, a los 12 segundos de juego, y 11 minutos del primer tiempo, y Juan Manuel Insaurralde, a los 23 de ese mismo período.

En el complemento el conjunto del mellizo Guillermo Barros Schelotto amplió la cuenta con un gol de Pablo Pérez, a los 43.

Boca ahora jugará ante el ganador del duelo que mantendrán Nueva Chicago y Ramón Santamarina de Tandil.

Boca liquidó todo en apenas 12 segundos, porque eso es lo que tardó en llegar al gol, luego de una mala manera de encarar el partido el conjunto santiagueño.

Es que Martínez se entretuvo, se la robó Tevez, jugó para Carrizo y cedió para Pavón que entrando por el medio venció a Cervetti para el 1 a 0.

Todo lo que pudo haber planeado el DT de Güemes, Pedro Monzón, se cayó como un castillo de naipes en poco tiempo y la cuesta comenzó a ser muy empinada para un equipo que tenía enfrente al poderoso Boca.

Encima a los 11, Fernández debió esforzarse para sacar en la línea un remate de Zuqui que tenía destino de red tras la floja respuesta del arquero.

Pero el arranque "xeneize" fue imparable, sobre todo desde la figura de Pavón, ya que el delantero capturó un balón a 25 metros del arco, encaró de manera veloz y tras dejar desairado a un rival definió por debajo del cuerpo del arquero.

Güemes intentó mantenerse en partido, pero lejos de coordinarse, se vio abrumado por la superioridad de Boca, que hizo ancho el campo de juego y sobre todo expuso desde el inicio la diferencia de calidad entre uno y otro. Sobre los 21 Cervetti sacó una pelota con destino de gol luego de un rebote de Zuqui en un defensor de Güemes.

Sin embargo, a los 23 Pavón escapó y desbordó por la derecha y el centro al medio del área fue enviado a la red por Insaurralde para el 3-0. El primer tiempo tuvo de más los restantes 20 minutos, porque Boca morigeró sus fuerzas y Güemes nunca logró hilvanar alguna jugada de criterio, al menos para cruzar de manera ofensiva la mitad de cancha.

El segundo tiempo parecía que iba a ser un vendaval de goles de parte de Boca, pero terminó siendo casi un "entrenamiento" con público para que el "mellizo" Guillermo pudiera observar a sus jugadores tras la pretemporada.

Entre las cuestiones positivas que se pudieron observar estuvieron las actuaciones del debutante Carlos Zuqui y de Pavón, quien cada vez que encaró a la defensa contraria fue lapidario, aunque luego no se concretaron en la red.

El cambio que hizo Monzón de hacer ingresar a Nicolás Gómez le dio un poco de aire a Güemes, e incluso a los 30 cedió para Díaz, quien remató de zurda desviado.

Carlos Tevez estuvo con ganas de marcar su gol, pero estuvo a veces molesto con la marca pegagosa de la defensa de Güemes, aunque cada vez que tocó la pelota Boca mostró un matices a la hora de atacar.

Sobre los 43 una jugada de Zuqui por la izquierda hacia el medio le dejó el balón a Pérez, quien definió ante Cervetti para cerrar la noche por 4 a 0.