Relaciones comerciales entre Máximo Kirchner y los Báez

El hijo de la ex presidenta y los del detenido empresario K viajaron en el mismo avión a Buenos Aires pero no se hablaron. Tras haber tenido vínculos, ahora están distanciados.
Jueves 30 de junio de 2016
Máximo Kirchner y los hijos de Lázaro Báez comparten algo más que el hecho de haber nacido en Santa Cruz. Del mismo modo que sus padres el hijo de la ex presidenta y los descendientes del detenido empresario K en su momento también tuvieron relaciones comerciales. Pero ahora se distanciaron.

El hijo de Cristina Kirchner aseguró que no habló con Leandro, Melina y Luciana Báez durante el vuelo en el que coincidieron de Santa Cruz a Buenos Aires. "Dormí un rato en el vuelo y no hablé con ellos por nada en particular", dijo el diputado del Frente para la Victoria, que indicó que "es la primera vez" que los ve en ese vuelo.

Lázaro Báez armó un grupo de empresas de todo tipo, aunque la sociedad de peso fue Austral Construcciones, con la que se quedó con casi toda la obra pública en Santa Cruz durante la era K. Además fundó compañías empresas ganaderas, medios de comunicación, catering, neumáticos, alambrado industrial, alquiler de vehículos, casa de té y hosterías, entre otras. La mayoría de ellas tuvieron vínculos comerciales con la familia Kirchner.

Luciana -la mayor de las hijas de Lázaro- tiene casi la totalidad de acciones de Integral Alem, una gomería que fue allanada hace dos meses. La firma la constituyó con Jorge Bringas, que se encarga de administrar las estaciones de servicios que el grupo tiene en Río Gallegos.

El año pasado esta empresa pagaba $ 5.500 en concepto de "honorarios inmobiliarios" a la sociedad "Negocios Inmobiliarios", de acuerdo al diario Clarín. Esta es la firma que Máximo tenía con Osvaldo Sanfelice, que a su vez administra tres hoteles de la expresidenta: Las Dunas, Alto Calafate y La Aldea de El Chaltén. Lo extraño es que la gomería funciona en un edificio propio hace muchos años.

En 2010 Martín compró "Alternativa", que se dedica al catering industrial. Esta empresa pagó sólo en un mes $ 10.890 en concepto de "administraciones" a la inmobiliaria de Máximo. Esta firma le proveyó sus servicios a Hotesur y a "Negocios Inmobiliarios".

Austral Construcciones le pagó además $ 24.098 por mes a la inmobiliaria de Máximo por el alquiler de un departamento en el edificio de Uruguay y Juncal en Recoleta; $ 8.763 por un departamento en la calle Alcorta en Río Gallegos y otro por el mismo valor en la calle Orkeke de la capital santacruceña. Otras firmas de los hijos de Báez como Kank & Costilla, Loscalzos y del Curto, alquilaron junto a Austral habitaciones de los hoteles de Cristina, a la que le garantizaron ingresos por $ 14 millones.

Lejos están de los tiempos de prosperidad y de las fluidas relaciones personales y comerciales entre los Báez y los Kirchner. Leandro mencionó a Cristina en sus escritos ante la Justicia y pidió que se la investigue.

Mientras que Lázaro, que construyó el Mausoleo en Río Gallegos donde descansan los restos de Néstor Kirchner, insistió ante la Justicia con su versión sobre una reunión en la quinta de Olivos con el juez Sebastián Casanello. Se trata del magistrado que lo detuvo, procesó y embargó. Actualmente el detenido empresario K llama "Doctora Fernández" a la ex presidenta.