Hijos de Báez pidieron poder volver a Río Gallegos

Mediante un escrito Leandro, Melina y Luciana Báez pidieron "que se respete su derecho de arraigo y mantener su domicilio donde han vivido y trabajan, una vez concluidas las declaraciones" previstas para los próximos días.
Viernes 1 de julio de 2016

Leandro, Melina y Luciana Báez, hijos del empresario Lázaro Báez, detenido por lavado de dinero, pidieron autorización al juez federal Sebastián Casanello para regresar a Río Gallegos de donde son oriundos, luego de que presten declaración indagatoria en los próximos días.

Mediante un escrito presentado por los abogados Santiago Viola y Claudia Balbín, pidieron "que se respete su derecho de arraigo y mantener su domicilio donde han vivido y trabajan, una vez concluidas las declaraciones" previstas para los próximos días.

Días atrás, el juez rechazó un planteo similar presentado por Martín Báez, el otro hijo del empresario, para regresar y fijar domicilio en Santa Cruz, y le recordó la obligación a aquel de permanecer en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires.

Los hijos de Báez tuvieron que presentarse hoy en los tribunales de Comodoro Py, a lo que están obligados semanalmente por orden de Casanello, para fijar "residencia".

“Firmaron en tribunales y se fueron. Se van a presentar a declarar la semana que viene", dijo el abogado de Leandro Luciana y Melina Báez, Santiago Viola, en declaraciones al canal TN.

Los jóvenes están citados para prestar declaración indagatoria ante la Justicia entre el 4 y el 11 de julio, en el marco de la causa por lavado de dinero en la que su padre está detenido en el penal de Ezeiza.

Las citaciones se produjeron luego de que la Justicia Federal confirmara el hallazgo de cuentas en Suiza con operaciones por más de 25 millones de dólares a nombre de los cuatro jóvenes: el juez Sebastián Casanello dictó sobre los cuatro la prohibición para salir del país y la inhabilitación sobre sus bienes, aunque para analizar sus posibles detenciones habrá que esperar a recibir "información respaldatoria" de Suiza.

En este marco, los cuatro hijos del empresario denunciaron este miércoles que son víctimas de "hostigamiento" por parte de al menos unos 20 policías de civil que los siguen a diario tanto en en Río Gallegos como en la Capital Federal.

Fuentes con acceso a la causa señalaron a NA que el abogado de Leandro Báez, a cargo de Santiago Viola y Claudia Balbín, denunció hostigamiento y persecución de los hijos del empresario, aunque el Juzgado instó a seguir un protocolo de seguridad para realizar un seguimiento, tal como ocurrió con el empresario Báez al ser detenido.

Los abogados advirtieron que no consta una orden dispuesta por Casanello para realizar "un seguimiento personal de cada uno de los imputados en cada movimiento que realicen y si hubiera sido así, tampoco se entienden los motivos".

En el escrito denunciaron que al menos una flota de 20 policías federales vestidos de civil, realiza un "seguimiento constante" a los jóvenes "que terminaba por asustarlos" y criticaron a Casanello por la decisión de ordenar las tareas de vigilancia.

El escrito lo presentaron en el incidente de recusación deLeandro Báez contra Casanello, a quien acusan de direccionar la causa al investigar sólo a la familia y no así a los exfuncionarios, como la expresidenta Cristina Kirchner, imputada en esta causa junto a Ricardo Echegaray.