Cada 86 horas muere un adulto mayor en un asalto

Unos 51 adultos mayores de 65 años resultaron víctimas de homicidios dolosos, en episodios donde ladrones los engañan y luego los golpean para robarles los ahorros.
Domingo 3 de julio de 2016
En el primer semestre del año, 51 adultos mayores de 65 años resultaron víctimas de homicidios dolosos, en episodios donde ladrones los engañan, se ganan su confianza y luego los golpean en forma salvaje para robarles los ahorros.

Hace dos semanas, Eugenio Duarte, un hombre de 83 años, recibió una brutal paliza en su domicilio de Florencio Varela por delincuentes que le robaron 80.000 pesos que tenía por la venta de unos perros de raza.

Durante el hecho, los asaltantes dejaron de pegarle cuando lo creyeron muerto, mientras que la hija de la víctima aseguró que "está vivo de milagro".

El caso estuvo cerca de formar parte de una estadística oscura, con un adulto mayor de 65 años asesinado cada 86 horas en asaltos, según publicó Diario Popular.

"Es muy grave lo que viene ocurriendo con los ancianos y la inseguridad. Es necesario que se refuerce la seguridad de los abuelos en los barrios, como así también que existan campañas de difusión para prevenir casos de extrema violencia", dijo el licenciado en Criminalística, Roberto Locles.

El especialista mencionó que "los ancianos siguen guardando los ahorros en sus casas, y esto es un error enorme", para luego agregar: "Tienen que depositar el dinero en cuentas bancarias". El caso de Duarte ocurrió el 19 de junio, en su casa ubicada en la calle 816, del barrio Villa Arias, en el partido de Florencio Varela.

Todas las características del episodio resultan paradigmáticas del habitual modus operandi utilizado por delincuentes.

Es que primero lo engañaron, luego lo amenazaron para quitarle sus ahorros y finalmente lo golpearon con intención de arrebatarle la vida.

"Le hicieron un cuento del tío. Lo ataron y le pegaron tanto que lo creyeron muerto. Por eso se fueron", dijo Irma, hija de la víctima.

Este episodio comenzó cuando Irma, quien se dedica a criar mascotas en la casa de su padre, realizó una transacción monetaria de cierta envergadura, al vender unos perros de raza.

Lo cierto es que había hecho una venta por un valor de 80.000 pesos. Los delincuentes, conociendo ese dato, se presentaron en la casa cuando la mujer no se encontraba, se ganaron la confianza de Duarte y finalmente lo sometieron a un feroz golpiza.

Al anciano lo encontraron desvanecido, gravemente herido y atado con alambres, aunque afortunadamente, se está reponiendo desde entonces.

"La mayor parte de estos crímenes fueron cometidos en el marco de delitos contra la propiedad, es decir, robos con violencia", señaló Locles.

"Al analizar los casos contra personas adultas mayores nos damos cuenta que el 80 por ciento son cometidos por delincuentes que son adictos a las drogas, entonces roban a los ancianos porque son más vulnerables. Aquí, tenemos banditas de barrio, que roban lo que sea, desde plata que la víctima tenga guardada hasta una olla, o la plancha", aseguró.

Al respecto, explicó que todo sirve para luego vender y con lo obtenido comprar droga". "Este tipo de hechos requiere de un buen trabajo de las comisarías zonales, que saben quiénes son los ladrones que padecen adicciones", añadió.

El restante 20 por ciento de los hechos contra ancianos, de acuerdo al experto, es cometido por grupos delictivos que realizan inteligencia, obtienen el dato de que el abuelo guarda dinero y ejecuta un plan estudiado.

Las estadísticas del primer semestre del año sostienen que 51 adultos mayores de 65 años resultaron víctimas de homicidios dolosos en todo el país, según fuentes judiciales.

El experto sostuvo que "en general, la premisa de estas bandas no es matar al anciano".

"Pero puede pasar que la víctima se asuste, intente resistir el hecho o trata de preservar sus ahorros. Se tiene que trabajar mucho para que la gente mayor no guarde dinero en sus viviendas", dijo Locles.