“Con Cristina lejos del poder es muy fácil investigar”

El ex juez federal Norberto Oyarbide habló sobre las causas que hoy complican a varios funcionarios kirchneristas. Aseguró que “el Poder Judicial es un corporación”.
Domingo 3 de julio de 2016
El ex juez federal Norberto Oyarbide afirmó que "con Cristina (Fernández de Kirchner) lejos del poder es muy fácil investigar todas las cosas" y aseguró que no tuvo injerencia en que las causas por presunto enriquecimiento ilícito de la ex presidenta y su marido, Néstor Kirchner, recayeran en su juzgado.

"A Amado Boudou yo lo procesé. El primero en la justicia federal", destacó Oyarbide anoche y agregó: "Ahora con Cristina lejos del poder es muy fácil investigar todas las cosas".

El ex juez también justificó el sobreseimiento que dictó sobre Néstor y Cristina Kirchner en una causa en la que se investigaba su supuesto enriquecimiento ilícito y recordó que ya "habían sido investigados por el mismo hecho y sobreseídos por el doctor (Julián) Ercolini y (Rodolfo) Canicoba Corral".

Durante su participación en el programa de Mirtha Legrand, a Oyarbide le preguntaron por qué todas las causas que implicaban al matrimonio Kirchner recaían sobre su juzgado y dijo: "¿Por qué ahora toda las causas le van a (Sebastián) Casanello? Vayan a preguntarle a la Cámara (Federal) que es donde se realiza el sorteo. Yo no soy el dueño del bolillero".

Oyarbide opinó también sobre el caso de José López, del cual dijo que fue "un delito infraganti" y que "ahí ni siquiera hace falta una orden de allanamiento para poder ingresar" al monasterio.

Y, respecto del detenido Ibar Pérez Corradi, dijo que "es un hombre multimillonario" y que "no" sabe si fue un protegido del ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández tras ser acusado por tráfico de efedrina, lavado de dinero y el triple crimen de General Rodríguez.

Por otra parte, señaló que los casos que generaron conmoción en la opinión pública con funcionarios imputados por delitos que implican corrupción todos esos cargos "son excarcelables".

Oyarbide también desgranó algunas críticas hacia la justicia al sostener que la cámara que analiza los pasos de los jueces federales "duerme el sueño de los justos y de la Corte (Suprema) mejor ni hablar".

"El Poder Judicial es una verdadera corporación", añadió el magistrado que se acogió al retiro jubilatorio y evitó así responder a los "más de cien pedidos de juicio político" que presentaron varios diputados en su contra.