José López anticipó pagos millonarios por obras que casi no habían avanzado

Los datos surgen del análisis de las planillas de Cuentas de Inversión enviadas al Congreso por el gobierno anterior. Se detectaron adelantos en más de 30 contratos de la Dirección Nacional de Vialidad.
Lunes 4 de julio de 2016
La Dirección Nacional de Vialidad (DNV), uno de los organismos que dependían del ex secretario de Obras Públicas José López y también una de las mayores cajas del Estado, realizó en 2014 pagos a más de 30 proyectos viales muy por encima del avance físico que mostraron sus obras.

Los casos en que los pagos fueron mucho mayores que el adelanto de los proyectos recorren varias provincias. Hay ejemplos en Córdoba, Río Negro, Neuquén, Entre Ríos, Jujuy, San Luis, Tierra del Fuego y Santa Cruz.

En total, los 30 proyectos analizados que no registran un avance físico acorde con los fondos desembolsados por el Estado suman transferencias por 1479 millones de pesos.

Según publicó La Nación, así surge de un análisis de decenas de planillas que le envió el año pasado el gobierno de Cristina Kirchner al Congreso, compendiadas bajo la denominada Cuenta de Inversión.

En los números revisados se descartaron las obras cuya construcción era superior al 80%, para quitar los casos en los que pudo haber habido un pago mayor del Estado para cancelar deudas atrasadas.

El desembolso anticipado de obras con escaso avance o que directamente no se hicieron es una de las principales irregularidades que detectó el gobierno de Mauricio Macri sobre la gestión anterior.

Por caso, una ruta hecha en la provincia de San Luis en los límites con Córdoba y Mendoza no muestra ningún tipo de avance, pero se le destinaron $ 74,54 millones en 2013 y otros $ 134,5 millones en 2014, hasta donde llegan los últimos datos disponibles.

En Córdoba, el denominado refuerzo de infraestructura en el corredor vial VIII no registró avances entre 2011 y 2014. Sin embargo, la contabilidad del Estado muestra que se transfirieron a esa tarea $ 23,9 millones en 2013 y poco más de $ 49 millones al año siguiente.

En La Pampa no se hizo ningún trabajo en el empalme de la ruta 10, pero se pagaron más de $ 5 millones, el 18% del costo total del proyecto. Otro tanto ocurrió en Formosa, donde se pusieron $ 2,14 millones para una mejora que no tuvo hasta 2014 avances.

En Santa Cruz, la provincia donde están puestas todas las miradas de la Justicia y de los auditores del Gobierno, un empalme de la ruta 40 con un presupuesto de $ 899 millones tuvo un avance de obra del 12%, pero las transferencias de fondos alcanzaron el 24% de los fondos previstos para esa tarea.