Los hijos de Báez están en el despacho del juez Casanello

Según trascendió no contestarán preguntas y presentarán un escrito. La UIF advirtió que los datos sobre las cuentas en Suiza no puede ser utilizada en "carácter de evidencia".
Martes 5 de julio de 2016

Tres de los hijos de Lázaro Báez deberán declarar hoy ante el juez Sebastián Casanello, que los investiga por maniobras de lavado de dinero en el marco de la causa conocida como "ruta del dinero K" por la que ya está preso, desde hace tres meses, el dueño de la firma Austral Construcciones SA.

Martín Báez, procesado en la causa por lavado de dinero por la que se encuentra detenido su padre, el empresario Lázaro Báez, ingresó cerca de las 9.50 al despacho del juez federal Sebastián Casanello, adonde ya se encontraban sus hermanos Leandro y Melina, todos ellos convocados para ser indagados en el marco de la causa por presunto lavado de dinero.

.
Pero fue precisamente esa información la que disparó el llamado a indagatorias, en una caótica y conflictiva conferencia de prensa que dieron por separado el 24 de junio el fiscal Guillermo Marijuan y Casanello en los pasillos de los tribunales de Comodoro Py 2002.

La UIF pidió las detenciones de los cuatro hijos de Báez -Martín, Leandro, Melina y Luciana- a raíz de las cuentas bancarias vinculadas a ellos detectadas en Suiza por unos 25 millones de dólares.

Casanello fijó una ronda de indagatorias que adelantó para esta semana, tras un fallo de la Cámara Federal que le ordenó apuntar sobre los funcionarios del Gobierno anterior y la propia ex presidenta Cristina Fernández por el manejo de la obra publica que recibió Báez.

Para hoy a las 10 están citados Martín Báez -el mayor de los hijos que ya está procesado por el video de la financiera SGI, conocida como "La Rosadita"-; Leandro Báez -el que hizo su propia jugada defensista, con abogados distintos a los de su padre y Martín, y apuntó contra Cristina- y Melina Báez -una de las mujeres que acompaña la estrategia de Leandro-. La cuarta hija, Luciana, fue citada para el jueves y seguirá los pasos de Leandro y Melina, indicaron las fuentes consultadas.
Se cree que presentarán un escrito asesorados por sus abogados Santiago Viola y Claudia Balbín, quienes plantearon la recusación de Casanello -aún pendiente de resolución- y aprovecharán para volver a cuestionar el informe remitido por la UIF.

El miércoles, en tanto, los citados llegarán desde el penal de Ezeiza porque deben presentarse todos los detenidos en el expediente: Lázaro Báez y su contador Daniel Pérez Gadín -arrestados el 5 de abril- y el abogado Jorge Chueco, atrapado en Paraguay el 19 de abril, tras unos días prófugo.

Varios de los citados habían solicitado las nulidades y/o postergaciones de las declaraciones aduciendo que la información de la UIF no podía utilizarse como prueba en su contra, pero Casanello lo rechazó.

Además, Casanello le pidió información respaldatoria sobre los datos aportados por los organismos de Suiza, pero la UIF, el organismo antilavado que dirige el abogado Mariano Federici, le contestó que esa información entregada al juzgado era "únicamente para fines de inteligencia, no permitiendo su incorporación como prueba en este proceso judicial".

"No es posible acceder a lo peticionado sin poner en riesgo todo el sistema de información nacional, comprometiendo la responsabilidad del Estado Argentino frente a organismos internacionales -según la UIF-. La información puede ser fácilmente acreditada a través del diligenciamiento de los exhortos diplomáticos" como Panamá, Suiza y Uruguay, países por donde se canalizó el dinero en la llamada "ruta del dinero K".

Ya hay exhortos girados desde el juzgado a esos países y también Casanello y Marijuan viajaron a Suiza en procura de agilizar esa documentación.