Luis Miguel perdió un millonario juicio con su asistente

La batalla legal duró más de un año. Esta situación se suma a sus reciente problemas de salud.
Martes 5 de julio de 2016
Luis Miguel deberá pagar más de un millón de dólares al perder una demanda judicial en Estados Unidos presentada por su ex asistente personal William Brockhaus.

Brockhaus lo demandó por 2,2 millones de dólares, por presunto incumplimiento de contrato, bajo el argumento de que el cantante se negaba a pagarle lo que se había comprometido por sus servicios como asistente personal.

Durante el tiempo que trabajó con Luis Miguel, entre 2012 y 2014, Brockhaus recibió como pago por sus servicios 1,5 millones de dólares, en tanto el cantante, quien afirmó que tuvo que despedir a Brockaus por errores en operaciones inmobiliarias en Acapulco y Miami que le causaron perjuicios financieros, había declarado haber obtenido ingresos personales por 19,9 millones de dólares por sus shows.

La mala noticia para Luismi se suma al descenso de su imagen, debido a a la suspensión de varios conciertos debido a supuestos problemas de salud.