"No voy a sostener a nadie que haya cometido un delito"

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, afirmó que la diputada de la Coalición Cívica no le presentó pruebas de su denuncia contra el jefe de la Policía Bonaerense por narcotráfico.
Miércoles 6 de julio de 2016
Tras los dichos de Carrió, que vincula al jefe de la Policía Bonaerense Pablo Bressi con el narcotráfico, en Azul, María Eugenia Vidal afirmó que “Lilita sabe bien que no sostendría a ningún funcionario que esté vinculado a algún delito” y le pidió “alguna prueba” para poder “tomar las decisiones que tenga que tomar”.

Desde la Gobernación, la estrategia inicial fue evitar la polémica, una coincidencia con la manera que tiene el Presidente de posicionarse frente a los cuestionamientos que hace Carrió. "Es saludable que haya alguien dentro del espacio que plantee sus diferencias y haga críticas. Algunas veces vamos a coincidir y en otras, como en este caso, no", dijeron desde La Plata, luego de que la líder de la Coalición Cívica asegurara que Bressi “fue cómplice” de Miguel Angel "Mameluco" Villalba, el líder de una banda narco que está detenido en el penal de Ezeiza. "Cuando Bressi estaba en la DDI de Morón, ve pagos hechos por Mameluco a la DDI de Morón. ¿Y quién era la DDI de Morón? Bressi".

De este último dato, surge una de las principales diferencias que llevaron a Vidal a tomar distancia de la denuncia de Carrió. Afirman que durante sus 31 años de carrera, Bressi nunca tuvo a Morón como destino. Y especulan que Lilita podría haberse confundido con un comisario mayor, ya exonerado de la fuerza, que tiene un apellido parecido.

La orden, de todos modos, de Vidal fue no contestar. Así, ni siquiera alzó la voz el ministro de Seguridad Cristian Ritondo, quien ungió a Bressi por recomendación de la DEA, la agencia estadounidense que combate el narcotráfico. Pero a la tarde, durante un acto en Azul, Hernán Bertellys, Vidal fue consultada al respecto y no dudó en responder: “Yo valoro mucho y respeto a Elisa Carrió, nos conocemos hace mucho tiempo”, arrancó, intentando desdramatizar la situación. “Lilita me conoce y sabe bien que yo no sostendría a ningún funcionario del que tenga pruebas o elementos concretos de que está vinculado con algún delito, yo no convivo con el delito”, agregó.

Vidal respaldará al jefe policial pese a las críticas. Aunque, actuará en caso de que surja algún indicio de esos vínculos. “Si hay alguna prueba o elemento concreto que vincule al jefe de la policía de la Provincia o a cualquier otro funcionario con cualquier delito, yo voy a tomar las decisiones que tenga que tomar, mientras eso no suceda no voy a tomar decisiones”, completó.

Otro tramo de las declaraciones de Carrió que sorprendió en las oficinas del Banco Provincia fue cuando aseveró que le advirtió de Bressi a Vidal "hace cinco meses" y que, por ese motivo, no podía seguir sin decirlo públicamente. La mandataria no se expidió sobre esto, aunque según pudo saber Clarín de fuentes de contacto diario con Vidal, Carrió no le dijo nada. “No hablaron nunca de este tema", juran. Cerca de Lilita dicen lo contrario.