Báez dijo que la indagatoria fue un "mensaje disciplinante"

Mediante un escrito, el empresario patagónico cuestionó las pruebas que indican que sus hijos tienen cuentas millonarias en Suiza. No contestó preguntas del magistrado.
Miércoles 6 de julio de 2016

El empresario kirchnerista Lázaro Báez planteó hoy la "nulidad" del nuevo llamado a indagatoria del juez Sebastián Casanello, por la supuesta existencia de cuentas en Suiza a nombre de sus hijos por unos 25 millones de dólares, y no descartó que las citaciones a él y su familia contengan "un mensaje disciplinante".

Mediante un escrito -aportado por sus abogados, Daniel Rubinovich y Rafael Sal Lari-, el titular de Austral Construcciones sostuvo que la indagatoria se basó sobre información aportada por la Unidad de Información Financiera (UIF) que el propio organismo reconoció fue obtenida de manera irregular. Por ello, la acusación quedó huérfana de probanzas, según argumentó Báez.

"La convocatoria a prestar declaración no está basada en prueba. (El juez) no puede alegar siquiera la existencia de motivo bastante para sospechar", resume el escrito, de sólo siete páginas.

Báez deslizó entrelíneas que el llamado a indagatoria es una suerte de "apriete" en su contra, que tiene como objetivo "iplinar" su conducta frente a la causa que pesa en su contra.

"No puedo descartar entonces que los llamados a prestar declaración indagatoria para toda mi familia (cada uno de mis hijos, sin distinciones relevantes en el curso y gobierno de las acciones), lejos de fundarse en el derecho de defensa... contenga un mensaje disciplinante hacia mi persona", disparó Báez.

En ese contexto, resaltó la "falta de precisión, claridad y referencia circunstanciada a los hechos sugeridos como probatoriamente verificados" en el llamado a indagatoria.

En términos similares a los que se defendieron ayer tres de sus hijos, Báez denunció que "la imputación no deriva de un acto de conocimiento realizado por el órgano jurisdiccional sino de un relato decisionista en el cual se reproduce una crónica de lo que habría sucedido, un relato periodístico esencialmente nutrido de delaciones, anónimos, tareas de inteligencia".

Todo ello redunda en "medidas de conocimiento, en su conjunto, extrañas a un proceso penal respetuoso de las garantías procesales más básicas".

"La Unidad de Información Financiera en cierta forma está admitiendo no haber seguido los carriles institucionales correspondientes", recordó Báez al pedir la nulidad del llamado a indagatoria.

Para hoy también está prevista la declaración indagatoria del contador Daniel Pérez Gadín, no así la del abogado Jorge Chueco, quien cambió de abogados y, en consecuencia, postergó el trámite procesal.