Cinco técnicas de autosatisfacción femenina

Miércoles 6 de julio de 2016
Cuándo fue la última vez que te tocaste para autocomplacerte? Si respondiste con un 'uy, la noche de anoche', déjanos felicitarte, eres de las chicas #Veintitantos que sabe que la masturbación es su mejor aliada.

Si embargo, si eres de las que ya ni recuerda cuándo fue que pasaste tu mano por tu clítoris sin asustarse, entonces debes comenzar por saber que para disfrutar más del placer en una relación sexual tienes la obligación de conocer tu cuerpo, saber qué le gusta, cómo se excita, qué le prende.

Por esta razón, te dejamos 5 técnicas de masturbación femenina, que te complacerán hasta llegar al orgasmo:

1. En la cama - Pattie Cake. Ésta es la forma más básica para masturbarte, completamente acostada en la cama, sin interrupción, con luz tenue, baja o apagada, como te sientas cómoda. Ve deslizando tu mano lentamente sobre tus boobs, acariciándolas hasta sentir que tu pezón comienza a excitarse y levantarse. Ahora baja lentamente por tu cintura, cadera, hasta que tus dedos índice y medio masajen suavemente tu clítoris, en movimientos circulares, presiona y eleva la velocidad según vayas excitándote.

2. Penetración con los dedos. Después de haber comenzando con el placer en tu clítoris, seguramente tus labios externos e internos se hincharán poco a poco; al mismo tiempo que tu lubricación incrementa. Es momento de continuar con el jugueteo de tus dedos, poco a poco los irás introduciendo, simulando la penetración de tu chico.

Primero un dedo y luego el otro, para que todo vaya incrementando de tamaño, si lo prefieres utiliza más de dos dedos, recuerda que todo se hace de acuerdo a la satisfacción que vayas encontrando.

3. Llega hasta el Punto G. Además de la penetración, concéntrate en encontrar tu ritmo, el movimiento -circular, a golpecitos, arriba y abajo-, y la velocidad. Mientras te masturbas puedes imaginar a tu pareja desnudo, los dos juntos en la cama, haciéndote sexo oral; todo lo que quieras y te prenda mucho más.

Una vez dentro de la vajina, tus dedos deben levantarse a una algura de 90º ¡sí, ahí, ahí! Te aseguramos que con los movimientos y velocidad correctos, gritarás de placer.

4. Báñandote. Mientras acaricias tus labios, el agua debe llegar directamente a tu sexo, con la presión que ésta ejerza podrás estimularte más, ¡estarás muy mojadita! No olvides que tus boobs, piernas, cuello también deben recibir caricias, éstas son zonas erógenas que logran completar la emoción.

5. Juguetes sexuales. Si tú ya eres experta en el arte de tocarte, ahora puedes disfrutar del placer con uno de los juguetitos que a todas nos encanta: un dildo, vibrador, bolas chinas.

Modelos hay muchos, prueba poco a poco y úsalos como si estuvieras con tu galán; penetra de acuerdo con tu excitación, ¡no olvides usar un lubricantes!