Pérez Corradi señaló a Aníbal Fernández como "La Morsa"

Así lo manifestó el acusado de ser el cerebro del triple crimen de la efedrina. Declaró durante varias horas ante la jueza Servini de Cubría, que investiga la mafia de los medicamentos.
Miércoles 6 de julio de 2016

Al prestar declaración indagatoria ante la jueza federal María Servini de Cubría, el detenido Ibar Pérez Corradi vinculó hoy con el tráfico de efedrina al exjefe de Gabinete Aníbal Fernández, al señalarlo como "La Morsa", en base a supuestos dichos del empresario asesinado Sebastián Forza.

"Forza en una reunión me dijo que ´La Morsa´ es Aníbal" Fernández, aseguró Pérez Corradi ante la magistrada, al hacer referencia al apodo del presunto jefe máximo del tráfico de efedrina en el país al momento del triple crimen de General Rodríguez, quien brindaba protección política a los involucrados en el negocio.

De todas formas, según supo NA de fuentes judiciales, el detenido subrayó que "no conoce" personalmente al exfuncionario nacional, quien también fue relacionado con el tráfico de efedrina por el condenado por ese triple homicidio, Martín Lanatta.

Pérez Corradi se expresó así al prestar declaración indagatoria por más de cuatro horas ante Servini de Cubría en el edificio Centinela de la Gendarmería Nacional, en Retiro, donde se encuentra detenido desde este miércoles, tras ser extraditado
desde Paraguay.

La magistrada interrogó al exempresario farmacéutico por el triple crimen de General Rodríguez, del que está señalado como presunto autor intelectual, y por el tráfico de efedrina, causa en la que también esta involucrado.

En ese sentido, fuentes judiciales informaron a NA que Pérez Corradi se despegó del tráfico de efedrina y se declaró inocente de los asesinatos de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo
Bina, ocurridos en 2008.

En principio, el detenido iba a ser traslado a los tribunales federales de Comodoro Py 2002 para la indagatoria, pero luego por recomendación del gobierno nacional fueron la jueza y el fiscal Juan Pedro Zoni quienes se dirigieron hacia el edificio Centinela, ubicado a unas seis cuadras del lugar.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, justificó la medida y señaló que "no es una exageración, sino medidas de precaución".

"No estamos exagerando, estamos tomando las medidas de precaución y seguridad para una persona, un delincuente, un imputado que estuvo cuatro años escondiéndose de la Justicia, que tuvo protección, que se permitió caminar por las calles con total tranquilidad y eso implica que puede haber grupos o sectores que antes lo protegieron que podrían haber hecho lo mismo ahora", resaltó la funcionaria en diálogo con radio Mitre.

Tras la declaración, el abogado Carlos Broitman consideró que los dichos de su defendido "fueron contundentes" y que dio "respuesta a todas las preguntas de la jueza". "Ha ampliado algunas cuestiones y ha dicho que es inocente por el triple crimen" de General Rodríguez, subrayó Broitman ante la prensa.

Por su parte, el otro abogado de Pérez Corradi, Juan José Ribelli, explicó que la declaración no finalizó, sino que "se suspendió y continuará este jueves o el lunes" próximo.

"Con lo que ha declarado hoy, con más razón, pedimos que se aplique el programa a testigos, porque la gravedad de lo que viene declarando así lo amerita", subrayó el letrado, al referirse al pedido que hizo su defendido para que tanto él como su familiar
sean protegidos por el Estado.

Este miércoles en el edificio Centinela Pérez Corradi se reencontró con su familia argentina, a la que no veía desde que se dio a la fuga en 2012, relató Broitman.

El detenido reclama ingresar al Programa de Protección de Testigos e Imputados del Ministerio de Justicia, para que se garantice su seguridad y la de la familia que tiene en el país y la de Paraguay, donde mientras estuvo prófugo tuvo dos hijos.