Las intensas lluvias merman la producción de limones argentinos

Los cambios climáticos afectaron el normal funcionamiento de la campaña actual. Nuestro país es uno de los principales productores a nivel mundial.
Jueves 7 de julio de 2016
La producción de limón coloca a Argentina como uno de los principales productores a nivel mundial. Pero este año los cambios climáticos están afectando el normal funcionamiento de la campaña actual. “Como consecuencia de la gran cantidad de lluvias en el área de producción durante los meses de abril y mayo, se ha disminuido el volumen de carga previsto en dicho periodo. Las proyecciones iniciales de recolección y exportación estimaban comenzar 6 semanas antes con respecto a la campaña 2015. Con muchísimas dificultades se logró empezar como planeado, pero en un inicio afectando las cantidades finales embarcadas”, afirma Diego Décima, director general de Frutucumán.

“Asimismo, por las continuas lluvias solo pudimos cosechar, de los 7 días de la semana, un promedio de 3 días. En algunos casos, hubo 2 semanas que no se pudo cosechar nada de fruta, por lo que la producción estuvo muy lenta en el mes de abril y mayo. Bajo el concepto de que el consumidor no consume el doble porque no consumió antes, los faltantes o retrasos no se recuperan. Se calcula que las exportaciones podrían disminuir con respecto a las proyecciones iniciales”, asevera Décima.

“Asimismo, ante la caída de un 60% en la producción del limón español Verna en comparación con la campaña pasada y la imposibilidad de carga desde Argentina, se ha complicado la situación de los productores, quienes desean satisfacer la demanda del mercado en los tiempos y formas previstos. Los retrasos y la falta de carga que producen el desabastecimiento de limones en el mercado no son beneficiosos para nadie. Pero somos los productores los que no “cumplimos” los requerimientos de volúmenes de nuestros clientes e incurrimos en mayores costos, pues son volúmenes que no se podrán exportar”, finaliza el vocero de la empresa argentina.