Tiene 15 años, se hizo cirugía estética y quedó en coma

La adolescente de 15 años le quitó el dinero a sus padres para operarse el abdomen. Había sido madre hace poco. Se operó en una clínica de Flores.
Jueves 7 de julio de 2016

Una adolescente de 15 años permanecía en grave estado tras someterse a una operación estética de abdomen en una clínica del barrio porteño de Flores, sin autorización de sus padres.

La joven, que había sido mamá poco tiempo atrás y quería recuperar su figura, permanecía internada en el Hospital Álvarez, con un edema pulmonar, que habría producido la anestesia que recibió durante la operación.

Según denunciaron familiares, la menor, como no había obtenido la autorización de su madre para realizarse la operación que le solucione rápidamente la modificación de su abdomen por el embarazo, robó 30 mil pesos de su casa para realizarse la operación en la clínica de Flores.

El establecimiento denunciado es el Instituto Quirúrgico Neuquén, situada en la calle homónima al 1.449, de la cual la familia denunciante dice contar con dos recibos por la operación, uno de ellos de nueve mil pesos y el otro de 21 mil.

Según indicaron los familiares, desde la clínica llamaron a la madre de la chica, una vez que se llevó a cabo la operación para comunicarle que su hija "había sufrido un problema".

Fernando, tío de la víctima, sostuvo al mismo matutino que lo que ocurre "es una barbaridad y una locura que se genera en el mismo momento en que una clínica acepta dinero a una menor que se va a operar".

El hombre aseguró que puso a disposición de la comisaría 50 de la Policía Federal, donde fue denunciado el hecho, en el que constan los recibos de la clínica, que desconoce que se haya realizado la operación.

"Uno advierte cuando hay intención de tapar todo. En la comisaría no me quisieron dar una copia de la denuncia y en el Centro Quirúrgico Neuquén me dijeron que allí no habían operado a nadie. Alguien tendría que hacerse responsable", expresó indignado.

La clínica en la que se llevó a cabo la operación, de acuerdo con los recibos con los que cuenta la familia de la adolescente, está a cargo de una médica que a su vez trabaja en el Hospital Churruca Visca, de la Policía Federal.