El video que reavivó la tensión racial en Estados Unidos

Una mujer mostró por Facebook cómo su novio, un joven negro, agonizaba tras ser baleado por policías. Las protestas por dicho crimen generaron la muerte de cinco policías en Dallas.
Viernes 8 de julio de 2016
Una mujer transmitió en vivo durante 10 minutos por Facebook Live los instantes posteriores a que su novio, un ciudadano negro, recibió cuatro disparos de la policía en un control vehicular en Minnesota. Se conoció, además, en la misma semana en que se difundió un video en el que dos policías mataban a un vendedor ambulante a quien tenían reducido en el piso en Louisiana.

La instantánea viralización de los videos no sólo volvió a inflamar los ánimos de una comunidad afroamericana harta de estos episodios, sino que también puso en el centro del debate la manera en que las redes sociales deben abordar estas temáticas a medida que se convierten cada vez más en transmisoras de noticias en tiempo real.

El incidente de Minnesota comenzó cuando un agente de la policía de St. Anthony frenó anteanoche un auto por tener una luz rota en Falcon Heights, un suburbio de St. Paul, según el jefe interino de la policía de St. Anthony, Jon Mangseth.

Según relató Diamond Reynolds, que iba en el asiento del acompañante, su novio, Philando Castile, le dijo al policía que portaba un arma y que tenía el permiso para hacerlo, pero que el policía le disparó cuando el conductor se llevó la mano al bolsillo trasero para sacar su billetera.

Los instantes que siguieron al tiroteo fueron transmitidos en vivo por Reynolds a través de Facebook Live. En el video se ve gemir a Castile, de 32 años, que aparece en el asiento trasero de un vehículo con su remera manchada de sangre.

El joven, alcanzado por cuatro balazos, se desangra mientras un policía le apunta a la cara bajo la mirada de su hija. "Dios mío, no me digan que está muerto, no me digan que mi novio se fue (...) Usted le tiró cuatro balazos, señor", se queja Reynolds, en este video de una duración de diez minutos.

En la grabación, el agente dice a la mujer que mantenga las manos en alto y añade: "Le dije que no intentara alcanzarla. Le dije que sacara las manos". "Usted le disparó, señor. Sólo estaba buscando su licencia'', responde ella. El video continúa y se ve a la mujer fuera del auto y siendo esposada. En un momento dado se ve a una chica pequeña, que dice: "Tengo miedo, mami".

La mujer describe cómo la colocan en el asiento trasero de un auto de la policía, y dice: "La policía acaba de disparar a mi novio sin motivo aparente''.

Los familiares de Castile lo describieron como un hombre bueno, que trabajaba desde hacía años como supervisor de cafetería en una escuela Montessori en St. Paul.

Conforme se extendían las noticias sobre el video y la muerte de Castile, decenas de personas se reunieron en el lugar del suceso. Los manifestantes se trasladaron después a la mansión del gobernador en la vecina St. Paul, donde unas 200 personas corearon lemas y pidieron medidas al mandatario, el demócrata Mark Dayton.

Dayton anunció que se comunicó personalmente con la Casa Blanca para exigir presiones al Departamento de Justicia en favor de una investigación de carácter federal.