Venezuela: cruzar la frontera para comprar

Quinientas venezolanas cruzan la frontera a Colombia para hacer las compras. El desabastecimiento continúa en su país. Fueron en busca de harina, aceite, judías, azúcar, papel higiénico y medicamentos.
Viernes 8 de julio de 2016

Cientos de mujeres pasaron por encima del grupo de militares de la Guardia Nacional que custodia la frontera con Colombia, en Ureña, el pasado martes, cuando se celebraba el Día de la Independencia venezolana.

Una frontera que permanece cerrada desde hace casi 11 meses por orden de Nicolás Maduro. Las mujeres, a la carrera, se desplegaron por las tiendas de Cúcuta, ciudad colombiana. Y tres horas más tarde, volvieron a ingresar a la fuerza en su país, después de rezar y cantar el himno venezolano, aquel que grita "abajo cadenas".

Una quincena estuvo retenida varias horas por los militares, según la oposición.

Las imágenes, que han asombrado a un país donde pareciera que el asombro se perdió hace tiempo, profundizan el desasosiego de una sociedad que siente que Venezuela se le desborda al "hijo de Chávez".

Las mujeres se dividieron en grupos y se pusieron manos a la obra para comprar productos muy básicos: harina, aceite, judías, azúcar, incluso el famoso papel higiénico.

El sacerdote católico Esteban Gálvizha explicado a la prensa colombiana que desde el lunes pasado comenzó a funcionar un boca a boca entre las venezolanas de la frontera: había que acudir a la frontera vestidas de blanco.

"El único objetivo era buscar en Colombia todo lo que escasea en estas poblaciones de la frontera", añadió el párroco de Nuestra Señora de Lourdes. Según 'La Opinión de Cúcuta', fueron alrededor de 500 las mujeres que lograron saltar el "muro" policial.

Venezuela sufre una dramática crisis económica, social y política, marcada por una irresistible inflación, la peor del planeta, y por el desabastecimiento de alimentos y productos básicos que sí hay en Colombia.