Tras idas y vueltas, Macri participó del desfile de bandas militares en Palermo

Luego de haber anunciado durante las primeras horas de la tarde que no iría por estar “cansado”, el presidente decidió dar marcha atrás y encabezar el tramo final de la ceremonia junto a varios funcionarios.
Domingo 10 de julio de 2016
El presidente Mauricio Macri, que hoy había intentado faltar al cierre de los festejos por el Bicentenario bajo el argumento de que estaba "cansado", encabezó finalmente durante una hora y media en el campo de polo de Palermo el encuentro de bandas militares que habían desfilado por la avenida del Libertador.

Macri se ubicó poco después de las 14 en el palco oficial, donde lo aguardaban los ministros de Defensa y Seguridad, Julio Martínez y Patricia Bullrich, los únicos que asistieron desde el inicio al desfile de 18 bandas militares.

Pese al desconcierto por la actitud de Macri, que pasadas las 11 lamentó por Twitter "no poder asistir a los desfiles" porque estaba "cansado por la extenuante gira y actos" en Europa y Tucumán, miles de personas siguieron desde la calle y balcones el paso de las bandas y estallaron en vítores y aplausos de reconocimiento para los veteranos de la guerra de Malvinas.

Sin brindar detalles, la Presidencia confirmó minutos antes de las 14 que Macri había decidido asistir al cierre del desfile de bandas y el presidente se presentó abrigado con sobretodo y bufanda de camélido en el palco oficial junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros de Ambiente, Sergio Bergman; de Salud, Jorge Lemus y Educación, Esteban Bullrich, que se sumaron a otros funcionarios que ya estaban en el sitio.

A las 15:18, el locutor oficial del acto anunció que "por razones protocolares" y porque "debía asistir a otras celebraciones por el Bicentenario de la Nación" se retiraba Macri del predio, momento en que el presidente saludó a sus ministros y con el brazo en alto se despidió del público.

Unas 18 bandas militares nacionales y extranjeras, las fuerzas armadas argentinas y veteranos de la Guerra de Malvinas desfilaron por la avenida Del Libertador, una tradición que se había interrumpido en el año 2000 y que solo tuvo una acotada participación en los festejos por el Bicentenario de la Revolución de Mayo en 2010.

Las marchas de San Lorenzo, la de las Malvinas, avenida de las Camelias y Punto Congreso fueron saludadas por el público a lo largo de la avenida con banderas celestes y blancas.

Las bandas militares, separadas por un espacio de entre 50 metros entre cada una, se desplazaron a lo largo de la avenida Del Libertador, desde la calle Salguero hasta Dorrego.

Participaron la Banda Militar de Música del Ejército de Bolivia, la de Conciertos del Ejército de Chile, la Banda de Música del Ejército del Aire de España, de la Armada de los Estados Unidos, de Paracaidistas de Francia, de Italia, la Real Fuerza Aérea de Marruecos, de Paraguay, Perú y Uruguay.

Después del desfile, también hubo un despliegue a pie de más de 4 mil efectivos del Ejército, de la Armada, de la Fuerza Aérea y del Regimiento de Granaderos a Caballo, que a su vez estuvieron acompañados por veteranos de Guerra de Malvinas.

Mientras recorrían la avenida Del Libertador, los veteranos, que vinieron desde distintos lugares del país, recibieron la ovación y los aplausos de los asistentes. Entre ellos, se encontraba uno de los más polémicos militares de la actualidad, el veterano de Malvinas, ex carapintada y ex intendente de San

Miguel, Aldo Rico, quien dijo estar "muy emocionado" y señaló que "era hora" y "merecido" el homenaje a los hombres de armas. Las bandas tuvieron su primera participación en los festejos del Bicentenario el viernes a la noche, cuando tocaron junto a más de 100 artistas en la Plaza Vaticano, al lado del Teatro Colón, por la vigilia denominada "La noche de los 200 años".