"No era la final que deseaba, pero estoy muy feliz"

Cristiano Ronaldo sólo pudo jugar unos minutos antes de salir lesionado. Sin embargo, se dio el gusto de levantar la Copa. Quedó a un paso de un nuevo Balón de Oro.
Lunes 11 de julio de 2016
La estrella de la selección portuguesa Cristiano Ronaldo aseguró tras ganar la final de la Eurocopa a Francia, 1-0 en la prórroga este domingo, que "el título es para todos los portugueses, para todos los emigrantes, para toda la gente que creyó en nosotros", dijo a la televisión francesa.

Ronaldo apenas pudo participar en la final, ya que se lesionó en una rodilla en el minuto 8 y tuvo que ser sustituido un cuarto de hora después, en camilla y con lágrimas en los ojos de desesperación, que se convirtieron de alegría cuando la Seleçao ganó su primer gran título gracias a un gol de Eder en la prórroga.

"No era la final que deseaba, no podía continuar, tenía demasiado dolor... pero estoy muy feliz y orgulloso", añadió.

Alrededor de 1,2 millones de portugueses residen en Francia, siendo una de las comunidades de inmigrantes más grandes del país que ha albergado la Eurocopa y que han celebrado el éxito de su selección, pese a que muchos de ellos ya son nacidos en territorio francés.

Incluso tres jugadores de los que han conquistado el título, el portero Anthony Lopes, Adrien Silva y Raphael Guerreiro son nacidos en Francia y han desarrollado toda su carrera futbolística en el campeonato francés.

"Desde el inicio del campeonato he tratado de ayudar a mi equipo, con mi liderazgo", añadió la estrella del Real Madrid, que destacó haber "estado siempre presente" para sus compañeros.

Portugal derrotó al anfitrión con un gol de Eder en el minuto 110 del partido, dando a Portugal el primer título de su historia.

Tras retirarse en camilla llorando, Ronaldo regresó al terreno de juego al finalizar los 90 minutos, para dar ánimos a sus compañeros antes del inicio de la prórroga, en la que se convirtió en entrenador del equipo, dando órdenes desde la zona técnica a sus compañeros y criticando las decisiones del árbitro que consideraba injustas.