Industria automotriz, en su peor momento: 4000 suspensiones

Esta semana coinciden problemas en Fiat, Iveco y Volkswagen, y una parada técnica de Renault. El 30% de las autopartistas perdió actividad en 2016.
Martes 12 de julio de 2016
Esta semana es de las peores en lo que va del año para las plantas automotrices instaladas en la provincia: tendrán récord de suspensiones. No trabajarán unos 4000 operarios, incluyendo los 1600 de Renault, que frena sus actividades por una "parada técnica" para terminar de poner a punto las instalaciones para los nuevos modelos.

La planta de Ferreyra de Fiat ya lleva sin trabajar una semana, y este mes lo hará 11 días; la fábrica de camiones Iveco suspende los 500 operarios toda la semana por sobrestock, y en Volkswagen hoy no tienen actividad los empleados de la línea MQ 200, que exporta sus cajas de velocidad a Brasil (en la MQ 250 la jornada es normal).

"Tenemos la tranquilidad de haber anticipado a los compañeros el panorama complicado que se venía para este año -dijo Leonardo Almada, vocero del Smata-. Estamos muy preocupados, aunque también esperanzados en que esta situación se revierta, pero como está el mundo, y no sólo Brasil, es complejo."

El primer semestre cerró con una baja del 14% en la producción de autos en el país (en junio se sumó la décima caída interanual, 19,8%), según datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa). En cuanto a las exportaciones, el desplome fue del 30,9% en ese período; los únicos destinos que no registraron restricciones fueron Chile, Ecuador y Asia.

En Iveco no se trabajará hasta el 18 de este mes en el área de camiones, aunque sí habrá actividad en las plantas de maquinaria agrícola y de construcción Case y New Holland, y en la de motores FPT Industrial. La fabricación en las instalaciones de Ferreyra está muy golpeada como consecuencia de la crisis brasileña. Las suspensiones en Fiat no son nuevas; hace meses que viene registrando actividad unos diez o 12 días por mes.

El parate en las automotrices tiene impacto directo en las autopartistas. A los problemas laborales que se vienen registrando en los últimos meses la semana pasada se sumó que Montich -una de las más grandes del sector- suspendió a los 170 empleados de una de sus plantas. Tiene un procedimiento preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Según los últimos datos del Observatorio de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y Componentes de Córdoba, alrededor del 30% de las empresas perdieron fabricación de piezas este año; en el 67% de los casos fue porque sus precios no eran competitivos. A su vez, el 58% de las autopartistas registró un recorte en los pedidos de las terminales.