A la intemperie: así viven los presos en cárceles de Mendoza

Según un informe, los reclusos de tres cárceles viven situaciones degradantes. El organismo pide a la Justicia que las acondicione de forma "urgente".
Martes 12 de julio de 2016
El fiscal general a cargo de la Procuvin, Miguel Palazzani, junto con el fiscal general ante la Cámara Federal de Mendoza, Dante Vega, denunció penalmente a las autoridades del Complejo Penitenciario I Boulogne Sur Mer, del Complejo Penitenciario II San Felipe, y del Complejo Penitenciario III de Almafuerte, la situación habitacional de sus presos.

Según publicó el portal www.fiscales.gob.ar, desde Procuvin, constataron que no solamente se encontraron con cloacas desbordadas, deterioro estructural y suciedad sino con presos encerrados en jaulas a la intemperie.

La titular del II Juzgado de Ejecución Penal de Mendoza, Mariana Mercedes Gardey Merino, hizo lugar al pedido el pasado jueves y ordenó que con carácter "urgente" se lleven a cabo una serie de reparaciones en el Complejo Almafuerte, donde constató que las deficientes condiciones de detención tornan "cruel, inhumano y degradante" en las que cumplen condena los presos destinados en esas unidades penitenciarias.

La magistrada ordenó que se prohíba el uso de las jaulas al aire libre. Dijo que se constató la presencia de tres detenidos alojados afuera a pesar de las bajas temperaturas en lo que se definió como "una gran jaula" sin paredes.

La jueza Gardey Merino sostuvo que las circunstancias en la que se encuentran actualmente los internos contradice nada menos que lo que dice la Constitución Nacional en su artículo 18, donde asegura que "las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigos de los reos detenidos en ella, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquella exija, hará responsable al juez que lo autorice".