Boca sufrió sus errores y quedó eliminado

Independiente del Valle se impuso por 3 a 2 en La Bombonera y obtuvo una histórica clasificación a la definición del certamen. Con un Tevez desconocido, el Xeneize no pudo alcanzar el objetivo.
Jueves 14 de julio de 2016

Boca Juniors perdió en su cancha por 3-2 ante Independiente del Valle, quedó eliminado en semifinales de la Copa Libertadores de América, su objetivo excluyente de este año, y el desenlace deja una marca que será muy difícil de cicatrizar.

El equipo de Guillermo Barros Schelotto se había puesto en ventaja muy temprano y pareció encaminarse hacia la victoria, pero sus equivocaciones en todas las líneas lo comprometieron. Dos errores muy notorios lo dejaron dos goles abajo a poco de comenzada la segunda parte, la suerte quedó sellada y no tuvo respuestas de ningún tipo.

Cristian Pavón, autor de dos goles, salvo la ropa en lo personal, pero hubo fracasos individuales indisimulables, comenzando por el de Carlos Tevez, las deficiencias defensivas fueron notorias y Boca quedó fuera de la Copa de una manera que nadie hubiera imaginado.

Independiente del Valle, un equipo con limitaciones que aprovecha todo lo que se le ofrece, llegó al triunfo con goles de Luis Caicedo, Bryan Cabezas y Julio Angulo; tuvo en Alvaro Mina a un valuarte defensivo sobresaliente, y la cuota de fútbol de Junior Sornoza le bastó para llevarse una clasificación histórica.

Boca salió a todo ritmo y parecieron facilitársele las cosas cuando convirtió antes de los cuatro minutos, jugada en la que el colombiano Frank Fabra desde la izquierda cruzó por abajo para la llegada de Pavón, cuyo envío tomó a contrapierna al arquero Librado Azcona y llegó a la red.

Hasta los 15 minutos siguió siendo todo de Boca, aunque sin la suficiente precisión, ya que Tevez no aparecía, el único de los volantes prolijos era Fernando Zuqui y el que podía aportar desequilibrio era Pavón.

Después se empezó a dividir la pelota, pero a Independiente le costaba mucho acercarse al área rival hasta que, a los 24, una corrida de Junior Sornoza terminó en córner.

El tiro de esquina lo ejecutó el mismo futbolista desde la izquierda, la fue a buscar Arturo Mina y después de un rebote el balón le quedó a Caicedo, muy solo en el medio del área para someter a Agustín Orion con remate de zurda.

Boca tardó en recuperarse, Independiente con la conducción de Sornoza se acomodó al partido y recién en los últimos 10 minutos de la etapa inicial el local volvió a ejercer presión.

A los 34, un remate de Leonardo Jara fue desviado al córner por Azcona, y a los 42 tuvo lugar una de las más profundas, otra vez con participación de Fabra, quien alargó para Pavón, el delantero tocó hacia atrás y el disparo de Jara, que llegaba, fue a dar en el travesaño.

La última para Boca fue a los 44, cuando un remate de Tevez se le escapó a Azcona y salvó Caicedo despejando al córner.

En los primeros 5 minutos de la segunda parte, Boca obsequió dos goles y con la necesidad de convertir cuatro en los cuarenta que restaban quedó condenado.

A los cuatro, Cabezas se escapó por izquierda; parecía que Juan Insaurralde tenía que llegar al cruce, pero la lentitud del central permitió que Cabezas, con tiro cruzado, pusiera a su equipo en ventaja.

De inmediato, Orion se complicó en una salida con los pies, Angulo se la robó y marcó la diferencia que definió el juego.

Todo lo demás estuvo de sobra. Boca sumó dos delanteros, Darío Benedetto y Walter Bou, que de poco le sirvieron. La desorganización estuvo a la vista y hasta cuando tuvo un penal, a los 23 minutos, por mano de Mina, el uruguayo Nicolás Lodeiro pareció entregarle la pelota al arquero Azcona.

Sobre la hora, Pavón, quien buscó siempre, a veces equivocadamente, pero no se entregó hasta el final, con un derechazo desde fuera del área acortó la diferencia, sólo como un detalle estadístico.