Reabrió el ex zoo porteño con detalles de nuevo Ecoparque

El predio reabrió sus puertas al público tras la estatización anunciada 23 días atrás: habrá un cupo limitado de 2000 visitantes por día, herramientas de realidad virtual y emprendedores ambientales.
Sábado 16 de julio de 2016
Tras permanecer 23 días cerrado luego de la estatización anunciada por el Gobierno, el ex zoológico porteño reabrió sus puertas al público en el primer día de las vacaciones de invierno. Aún con la mayoría de los animales en exhibición y con importantes cambios en su funcionamiento los visitantes pudieron observar los primeros síntomas de la transformación hacia el Ecoparque Interactivo de la Ciudad, un espacio que pretender profundizar los proyectos de conservación de las especies, con menor participación de los animales y mayor uso de tecnología aplicada a la educación.

Esta nueva etapa que se inicia promueve la visita consciente al predio de 18 hectáreas, que se basa en la limitación de la cantidad de personas que pueden acceder a diario al Ecoparque, un tope que se fijó en 2000 ingresos. En el día inaugural concurrieron unas 1800 personas. El concepto tiene otras bases: el respeto por los animales; la información sobre cómo se trabaja en la derivación de cada ejemplar; los proyectos de conservación de fauna autóctona; el trabajo de las ONG's expertas en bienestar animal; y el valioso patrimonio arquitectónico y cultural del parque. Para todo ello habrá espacios con voluntarios que estarán a disposición de los visitantes.

Durante las vacaciones de invierno el proyecto Ecoparque estará abierto de miércoles a domingo, de 10 a 17 horas, con una entrada de $190 y gratis para los menores de 12 años y los jubilados. Lo recaudado en ventanilla será depositado en un fondo común que se utilizará para reinvertir en la infraestructura del predio, en los sueldos de los 188 empleados que pasaron a la planta del Estado y en los alimentos para los animales. Otro cambio importante es que el público ya no podrá alimentar a los animales.

Quienes asistan al predio se encontrarán con que la mayor parte de la colección de 1500 animales permanece allí, aunque el proyecto se base en la relocalización de las especies. Hasta el momento fueron trasladados cuatro lechuzones orejudos que se encuentran en la Reserva Ecológica de Costanera Sur atravesando un período de adaptación para ser liberados en forma definitiva. A ellos se les sumará un lote de unas 40 aves rapaces que seguirán el mismo camino.

De todas formas, no todos los animales serán trasladados a reservas o santuarios debido a sus condiciones de salud. Los gerontes -aquellos que superaron su expectativa de vida- y los que estén en condiciones críticas de salud permanecerán en el Ecoparque, a mediano plazo saldrán de exhibición. Entre ellos se encuentra la orangutana Sandra, un camello, un cóndor y una cría de león.

Desde hoy algunos ejemplares ya no son más exhibidos al público, como los chimpancés. En el espacio donde permanecen se colocó una reja para separarlos del paseo público. Allí se seguirá trabajando para generar refugios internos y hasta no terminar esas obras, no se abrirá.