JJ.OO.: ¿habrá más medallas que en Londres 2012?

El último medallero arrojó una de oro, una plateada y dos de bronce. Este año, las esperanzas se renuevan en tierra brasileña.
Lunes 18 de julio de 2016
El gran desafío para Argentina en los Juegos Olímpicos 2016 será superar la performance en los atletas en Londres 2012, donde la comitiva cerró su participación con una aceptable desempeño.

Allí arrojó una cosecha de 4 medallas: una de oro, una plateada y dos de bronce. Además, se obtuvieron 10 diplomas. El único compatriota que se colgó la máxima medalla fue Sebastián Crismaich, el taekwondista correntino, que derrotó al español Nicolás García Geme por 1 a 0 en la final de la categoría hasta 80 kilos y se subió a lo más alto del podio.

“Estar dentro de un juego olímpico significa cumplir un sueño. Participar como atleta es el momento más esperado de toda nuestra carrera. Es nuestra motivación desde pequeños, desde que nos vamos formando como atletas de alto rendimiento. Para nosotros es la vida puesta en ese mes, en esa semana que nos toca representar a nuestro país en un juego olímpico”, aseguró Crismanich a Canal 26.

A pesar de la siempre complicada preparación del deportista amateur argentino, las esperanzas se renuevan y en tierras brasileñas, donde siempre seremos visitantes, hay grandes posibilidad de obtener algo más que el cuadragésimo segundo puesto.

Por eso, el Comité Olímpico Internacional (COI), encabezado por Gerardo Werthein, ha trabajado a destajo y según reconocen los deportistas argentinos mejoró mucho las condiciones; lo que debería reflejarse en el medallero final.

“En esta oportunidad, es la mejor preparación que hemos visto en mucho tiempo. Porque el trabajo conjunto del ENARD, la Secretaría de Deportes y el COI permitió tener los recursos y aplicarlos con inteligencia para que nuestros deportistas pudieran tener los recursos y aplicarlos con inteligencia para que nuestros deportistas pudieran tener el roce internacional, la participación en todas las competencias internacionales para sumar puntos para clasificarse para los juegos, conocer a sus adversarios ya que no es lo mismo llegar a un juego y encontrarse con desconocidos que llegar y ya conocerse. El mejor ejemplo fue Crismanich, quien me dijo 'si yo no hubiera hecho la gira previa jamás podría haber ganado el juego porque ahí conocí las características de mis contrincantes”, explicó Werthein a Canal 26.

El 5 de agosto arranca la competencia y durante 16 días estaremos pendientes de nuestros representantes para poner a la celeste y blanca en lo más alto.