Boom turístico a Chile: dólar a $15, "deme dos"

El lugar elegido por los argentinos para hacer shopping o esquiar. Los viajes a tierras chilenas crecieron un 58%. Además, la tecnología, entre los más elegido.
Martes 19 de julio de 2016
Viajar a Chile se puso de moda. Son cada vez más los argentinos que cruzan la Cordillera para hacer shopping o esquiar. Comprar ropa, calzado y tecnología a precios mucho más bajos y pasear, está en los planes de cada vez más gente.

Por estos días, las visitas al país vecino vuelven a batir récords. En los últimos meses, los argentinos invadieron Santiago con una intensidad inédita y hasta sorprendió que la “Miami de Sudamérica” esté siendo más elegida incluso para esquiar.

En 2015, los turistas argentinos en Chile ya habían sido un 47% más que el año anterior, pero este año la tendencia se profundizó, según cifras del Servicio Nacional de Turismo del país vecino. En el primer cuatrimestre de 2016, más de 1,25 millón de viajeros nacionales cruzaron la Cordillera. Eso implica otro crecimiento del 58% interanual y significa que Chile, en sólo cuatro meses, recibió a más “argentos” que en todo el 2011.

Ni el frío frenó los viajes a tierras chilenas. Y el hecho de que las nevadas se demoraron y los principales centros de esquí argentinos recién pudieron abrir todas las pistas la semana pasada, los mayores beneficiados fueron los complejos cercanos a Santiago (que contaron con nieve abundante a tiempo, desde junio).

Un ejemplo es Portillo, a 120 kilómetros de Santiago, cerca del paso Cristo Redentor. Allí las reservas indican que este invierno el 30% de los esquiadores serán argentinos, contra el 23% registrado en 2015.

“El porcentaje viene en aumento temporada tras temporada”, destacó Martín Nahra, responsable de Comunicaciones para Argentina de Ski Portillo. Y contó que hoy la mayoría de los argentinos no sólo llega de provincias cercanas como Mendoza y San Juan, sino también de Córdoba y Buenos Aires. “Los cuyanos -detalló- suelen elegir el programa de cuatro días y tres noches, mientras que los de Buenos Aires habitualmente se quedan una semana.”

Otra de las opciones elegidas es Valle Nevado, donde también se notó este año mayor presencia argentina. En ambos casos, se ven precios de servicios parecidos o más baratos que los de este lado de la cordillera. El pase diario en temporada alta, por ejemplo, cuesta para un adulto el equivalente a $ 670 en Portillo y a $ 1.040 en Valle Nevado, frente a $ 1.065 del Cerro Catedral, $ 1.015 de Las Leñas y $ 855 de Chapelco.

“Proximidad, buenos precios en destino y tarifas bajas de pasajes explican el boom de viajeros a Santiago de Chile. Hay esquiadores que se alojan en Santiago y van durante el día a los centros de esquí cercanos, que están a dos horas o menos de distancia”, comentaron en Despegar.com.

Esa agencia, para estas las vacaciones de invierno, vendió más vuelos a la capital chilena que a Bariloche, Iguazú, Salta y el resto de los destinos nacionales a excepción de Mendoza. Frente al receso 2015, la demanda de vuelos a Santiago les “creció tres veces”.

En la agencia Almundo.com, en tanto, esa disparada fue del 150% interanual y del 96% si se considera lo vendido entre enero y junio. “En 2015 Santiago ni siquiera había aparecido entre los diez principales destinos de las vacaciones de invierno, y este año fue el cuarto más demandado. Las reservas superaron las de Iguazú y Salta, y están similares a Bariloche”, destacaron.

TECNOLOGÍA MÁS BARATA

En los últimos días, por ejemplo, un smartphone de alta gama de $20.000 se conseguía en Chile a $15.200; la misma Smart TV 4K de 48” bajaba en tiendas trasandinas de $26.000 a $ 14.130; y por un iPad Air 2 de 64 Gb, en vez de $19.000, se pedían sólo $8.700.

Estas diferencias pagan por lejos el costo de los pasajes, que se consiguen en temporada baja $ 4.300. Y ayudan a explicar un auge que, por ahora, no encuentra techo.