Vidal anunció que el boleto estudiantil será gratuito

Se trata de un implementación “parcial” ya que regirá desde agosto solo para el transporte provincial. Incluirá a estudiantes primarios, secundarios y aquellos que cursen en la Universidad de La Plata.
Miércoles 20 de julio de 2016
La gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal anunció una implementación parcial del boleto estudiantil para los alumnos de las escuelas iniciales, primarias y secundarias de enseñanza pública y privada – las que reciben subsidio del Estado-, además de aquellos que cursen en la Universidad de La Plata.

La medida había sido sancionada por la Legislatura bonaerense a mediados del año pasado y su reglamentación estaba pendiente. Inicialmente, la gestión provincial del PRO amagó con no llevarla adelante al no incluirla en el presupuesto 2016, debido a las deterioradas finanzas públicas con las que se encontraron luego del período de Daniel Scioli.

Sin embargo, tras numerosos reclamos y protestas de la comunidad estudiantil, además de un fallo del Juzgado en lo Civil y Comercial Nº 11 de La Plata que ordenó al gobierno provincial a reglamentar la ley, Vidal finalmente revisó su postura y el boleto comenzará a regir desde el próximo mes.

Durante este año, la implementación del boleto será parcial hasta diciembre. Es que solo regirá para el sistema de transporte provincial, por lo que no incluirá las redes ferroviarias, fluviales, ni a los colectivos de pasajeros que no sean bonaerenses, y tampoco alcanzará al resto de las universidades del conurbano bonaerense.

Según se informó, el boleto alcanzará a 2,2 millones de alumnos de nivel inicial y primaria y 1,6 millones de escuelas secundarias, quienes tendrán 50 viajes gratuitos por mes, mientras que los 110.000 alumnos de 17 facultades de la Universidad Nacional de La Plata obtendrán un total de 315 pesos en su tarjeta SUBE.

Cabe recordar que hasta la implementación del mes próximo, los alumnos de los niveles inicial y primaria pagaban 10 centavos el boleto, los de secundaria 50 centavos, y los de universidad debían abonar el pasaje como cualquier usuarios.