Macri se reunirá con el Papa Francisco el 17 de octubre

La visita del jefe de Estado se dará en el marco de la canonización del Cura Brochero, el primer santo que nació y realizó su obra pastoral en la Argentina, un día antes en la Basílica de San Pedro, en un acto religioso que será encabezado por el Máximo Pontífice.
Jueves 21 de julio de 2016
El Gobierno nacional ratificó que el presidente Mauricio Macri se reunirá el próximo 17 de octubre con el papa Francisco en el Vaticano y lo hará por segunda vez desde que es jefe de Estado.

El encuentro había sido agendado e informado el pasado 30 de mayo y se había producido durante la entrevista de Macri con las autoridades del Episcopado argentino el 10 de ese mes.

La visita del jefe de Estado se dará en el marco de la canonización del Cura Brochero, el primer santo que nació y realizó su obra pastoral en la Argentina, un día antes en la Basílica de San Pedro, en un acto religioso que será encabezado
por Francisco.

La agenda del Presidente en Roma estaba cerrada desde hacía un tiempo, ya que su presencia en Italia -arribará el 14 de mayo- también incluirá su participación en la celebración oficial del Día Mundial de la Alimentación en la sede de la FAO (el organismo de la ONU dedicado a alimentos y agricultura).

Este será el segundo encuentro en ocho meses desde que Macri es Presidente, luego de la reunión que mantuvieron en febrero pasado, la cual disparó todo tipo de especulaciones.

Según afirmaron a NA llegados al Papa la cara seria del Sumo Pontífice en aquella oportunidad fue "simplemente de protocolo" y el recibimiento en ese aspecto "lo generó el mismo Macri".

"Al primer político que recibió Francisco cuando fue electo Papa fue a Macri -era jefe de Gobierno porteño- y lo hizo en la Casa que tiene en Santa Marta, donde le gusta recibir a los conocidos y se siente muy bien. De hecho fue un encuentro muy ameno. El problema fue que Macri cuando iba a viajar a Roma dijo 'será la visita de un jefe de Estado a otro' y eso Francisco lo entendió como un freno, como algo frío, por eso apeló al protocolo", sostuvo la fuente consultada por Noticias
Argentinas.

Asimismo, señaló que ante esa situación se ajustó al protocolo, lo recibió en audiencia 20 minutos y en la Biblioteca del Palacio Apostólico, que tiene vista al patio de San Dámaso.

Ahora, el temor de los funcionarios macristas es que el Sumo Pontífice adopte similar postura con el Presidente.