El básquet, una generación que va por otra dorada

Los Juegos de Río marcaran el fin de una etapa gloriosa del básquet nacional. Ginóbili, Scola, Nocioni y Delfino buscarán escribir un nuevo capítulo en la historia grande del deporte.
Viernes 22 de julio de 2016
La Generación Dorada del Básquet llegará a su fin en los Juegos Olímpicos de Río 2016, en donde buscará conseguir una nueva presea para el país.

Uno de los pilares del recordado equipo de Atenas 2004, Emanuel Ginóbili, hizo referencia a las sensaciones que vive a días de un nuevo reto olímpico. "Pensé que esta experiencia no la iba a vivir más, porque iba a estar retirado antes. Estoy feliz de estar de nuevo acá, porque es algo único", explicó Manu.

"Mental y físicamente estoy mejor de lo que yo mismo me imaginaba", agregó Ginóbili y remarcó:

"Podemos ir a pelear a Río. Tenemos una mezcla de juventud y veteranía, no sabemos lo que somos capaces de dar"

Será el cuarto Juego Olímpico para Manu, que ganó la medalla de oro en Atenas 2004, la de bronce en Pekín 2008 y consiguió el cuarto puesto en Londres 2012, tras perder por 81-77 sobre Rusia el 12 de agosto de aquel año.

"Podremos ir a pelear a Río. Igual, hay que ir día a día, porque tenemos una mezcla de juventud y veteranía. No sabemos lo que somos capaces de dar", dijo el escolta, que es el gran referente de la Generación Dorada y estará acompañado por Andrés Nocioni (36), Luis Scola (36) y Carlos Delfino (33), quienes también lograron el oro en Atenas.