Hallan un viejo proyectil en obras del soterramiento

Una munición de cañón, con carga activa, se encontró en un taller de Haedo. Fue trasladado para una detonación controlada.
Viernes 22 de julio de 2016
Operarios que efectuaban trabajos de limpieza en uno de los galpones aledaños al soterramiento del tren Sarmiento en la localidad bonaerense de Morón encontraron una bala de cañón de más de 60 años.

El explosivo, que no se sabe aún cómo fue a parar a ese lugar, es del tamaño de una botella de gaseosa de tres litros, oxidado y corroído por los años, de características similares a un proyectil de 75 milímetros de los usados por el cañón Krupp de 1909, se indicó.

El hallazgo se produjo cuando los operarios estaban avocados a la limpieza de uno de los galpones del predio sobre la calle Rivadavia entre Concordia y Suipacha, del partido de Morón.

De inmediato los trabajadores avisaron a la Intendencia y en minutos se activó el protocolo ante este tipo de situaciones.

"Se encontró un proyectil, no sabemos aún cómo llegó ahí, pero fue en un predio donde hay galpones viejos y también nuevos, donde montamos la central de monitoreo", explicó Sebastián Cinquerrui, secretario de Seguridad de Morón.

Seguidamente confirmó que es un explosivo de artillería, está activo y en su cabeza tiene un sistema doble de detonación.

"Apenas se lo encontró, se llamó a la división explosivos de la policía bonaerense, se convocó a los bomberos, a defensa civil, se aseguró la zona y un juez intervino a través de un escrito autorizando la detonación del explosivo", agregó.

Especialistas de la Policía Federal colocaron el proyectil en una cápsula de acero de forma esférica, que se abre en dos y en su interior tiene una cama elástica, transportada en un camión, y se lo llevaron para estudiarlo.

Posiblemente hoy la pieza de artillería sería transportada a una cantera que la brigada tiene en cercanías de la ruta 2 a la altura de la localidad de Hudson, para su detonación controlada.

Se investiga si en el lugar existen más explosivos.