En manos de nadie: inseguridad en zona sur del Conurbano

Un matrimonio y dos hijas fueron víctimas de un secuestro cuando salieron de cenar después de festejar el Día del Amigo. "Se querían llevar a las nenas: fueron dos horas de terror", aseguraron.
Viernes 22 de julio de 2016
Silvana y Marcelo fueron víctimas de un violento secuestro, junto a sus dos hijas, a 20 cuadras de su casa en Lomas de Zamora. Habían salido a cenar con unos amigos para celebrar el Día del Amigo y pasadas las 12 de la noche se encontraban volviendo a su hogar.

"Habíamos hecho tres cuadras cuando veo un auto a toda velocidad y le digo a Marcelo que los deje pasar. En eso ponen el freno y se bajan cuatro personas armadas", comienza a relatar Silvana.

"Nos hicieron bajar, primero quisieron llevarse a las nenas pero terminaron metiéndonos a todos en un auto con otros cuatro delincuentes", agregó.

La familia estuvo secuestrada cerca de dos horas. Los delincuentes les pedían 200 mil pesos. "Vayan averiguando de dónde los van a sacar", los amenazaba. Finalmente, Silvana junto a sus dos hijas de 13 y 8 años se quedaron en un auto, mientras en el otro vehículo se llevaron a Marcelo hacia su casa para robarles.

"Cuando entraron se dieron cuenta que no estaba mintiendo y que no tenía lo que ellos esperaban. Dejaron de pedirme tanto dinero y me dijeron que les de lo que que tenía. Se llevaron todo lo que había", explicó Macelo.

"A las nenas les sacaron todos los juguetes, la ropa, se llevaron todo", agregó Silvana.

Una vez consumado el robo, los delincuentes regresaron a Marcelo con su familia. "Nos decían que nos iban a tirar al Riachuelo", contó Silvana entre lágrimas.

Al poco tiempo, la familia fue liberada en un barrio muy humilde de la zona. "Gracias a Dios una familia nos abrió la puerta, nos ayudó y llamó a la policía. No sabíamos dónde estábamos, si eran cómplices, teníamos miedo de todo. Pero la familia fue muy amable con nosotros", agregó la mujer.