Explosión e incendio en una torre del Bajo Flores: 17 heridos

El siniestro se habría producido por un escape de gas y afectó a cuatro departamentos del complejo de monoblocks Mariano Castex. Dos de ellos quedaron completamente destruídos.
Sábado 23 de julio de 2016
Una explosión seguida de un incendio, presuntamente por un escape de gas, se produjo esta madrugada en un edificio de 13 pisos ubicado en el Bajo Flores y como consecuencia de ello 17 personas resultaron heridas, tres de ellas graves.

El siniestro se produjo en un complejo habitacional situado en la calle Crisóstomo Álvarez al 2200, a la vuelta del hospital Parmenio Piñero, y a raíz del hecho hay cuatro departamentos, pero dos de ellos quedaron destruidos. "Se escuchó como una bomba", contó un vecino a un canal de noticias por cable del lugar.

El edificio no corre peligro de derrumbe, según informó Defensa Civil.

Según las primeras hipótesis, se trataría de un escape de gas en el primer piso y habría al menos tres personas graves.

Varias dotaciones de bomberos lograron controlar el fuego rápidamente pero continúan dentro de la torre para constatar no haya mas personas heridas.

Hasta el momento hay tres heridos graves.

"Hay versiones que hablan de que alguien intentó suicidarse", dijo otro vecino.

El director de Defensa Civil, Raúl Garnica explicó que hay cuatro departamentos afectados de los cuales dos están completamente destruidos. Sin embargo agregó que "no se corre peligro de derrumbe".

Garnica informó desde el lugar del siniestro que la explosión y su posterior onda expansiva afectó al menos a cuatro departamentos "de forma bastante generalizada".

Dijo que en una primera instancia se trasladó a tres heridos "más comprometidos" al Hospital Piñero, luego a otros tres "con lesiones más leves" y finalmente once personas más "por precaución debido a la inhalación de humo".

El siniestro ocurrió en un departamento ubicado en el primer piso de uno de los monoblocks del barrio "Mariano Castex", lindero al hospital Piñero y ubicado entre las avenidas Balbastro, Varela y Lafuente y la calle Crisóstomo Álvarez, en la zona conocida como Bajo Flores, próxima al cementerio municipal.

La fuerza de la detonación fue tal que uno de los jardines que separa los monoblocks quedó totalmente cubierto de mampostería, muebles, ropa y otros elementos que se encontraban en las viviendas, mientras que también volaron vidrios y puertas.

En el edificio trabajan los peritos para determinar las razones de la explosión, mientras que ingenieros de la Guardia de Auxilio están examinando si la estructura edilicia está en condiciones de volver a ser habitada.