¿Qué sucede con el hígado de alguien que dejó de fumar?

Científicos británicos descubrieron una relación que pocos conocen.
Lunes 25 de julio de 2016
Científicos británicos decidieron poner a prueba un viejo mito: cuando se deja de fumar se bebe más alcohol.

Para esto analizaron más de 30 mil casos entre marzo de 2014 y septiembre de 2015. Los científicos clasificaron a los fumadores como bebedores excesivos y moderados y analizaron sus esfuerzos por reducir el consumo de alcohol.

La conclusión fue sorprendente: los fumadores que intentan dejar el tabaco también tienden a dejar de beber en exceso. Es así que podemos decir que dejar de fumar también es bueno para el hígado.

Por otra parte, el consumo de alcohol a menudo provoca el retorno de los exfumadores al tabaco, por lo que el doctor que lideró el proyecto sugiere a los fumadores que deseen dejar para siempre la nicotina que renuncien al consumo del alcohol para evitar las recaídas.