Activos no declarados por los argentinos en el exterior llegarían a USD 400.000 M

Las consultoras privadas afirman que el Indec subestimado los datos. Creen que fácilmente el Gobierno podrá mostrar un nivel de adhesión de USD 50.000 millones.
Martes 26 de julio de 2016
La estimación oficial del Indec da cuenta de la existencia de unos USD 235.000 millones en activos externos; de los cuales USD 195.000 millones serían activos líquidos y el resto, básicamente propiedades en el exterior.

Pero la cifra oficial del stock de capitales externos está en revisión ya que, según estimaciones privadas, dicho stock sería ostensiblemente superior. Uno de los estudiosos del tema, Jorge Gaggero, del instituto CEFID-AR, afirma que la medición oficial subestima la magnitud del stock de activos externos en manos del sector privado porque no considera la fuga ilícita de capitales ni logra captar ciertos mecanismos de evasión y elusión.

Por caso, la subfacturación de exportaciones y la sobrefacturación de importaciones fueron prácticas frecuentes y significativas (particularmente durante los últimos años de cepo cambiario), a través de las cuales empresas locales fugaron capitales bajo el disfraz de operaciones de comercio exterior. Es decir, donde el Indec veía una operación de importación, los analistas privados ven una compra al exterior y una salida de capitales.

La misma distorsión se presentaba en maniobras con los precios de transferencia del comercio intra-firma de multinacionales.

Teniendo en cuenta estas consideraciones, las diversas estimaciones alternativas elevan el stock de activos externos en manos del sector privado a un rango de entre USD 350.000 millones (según el Estudio Ferreres) a USD 440.000 millones (en la estimación de James Henry de la organización Tax Justice Network).

"Sin embargo, no todo este incremento en los activos externos sería candidato a ingresar al blanqueo. Dudamos, por caso, que una multinacional que fugó capitales mediante maniobras con precios de transferencia decida exteriorizarlos", dice Federico Muñoz & Asociados.

De todos modos, las estimaciones privadas sugieren que el universo de activos pasibles de ser blanqueados es muy superior al estimado por el INDEC. "Por otra parte, hay que tener en cuenta que una porción de estos activos externos ya está en blanco", dicen.

Según datos de AFIP para 2014, las personas físicas declararon tenencias por USD 19.400 millones. A su vez, las empresas declararon USD 11.100 millones en el exterior y (estima la consultora) unos USD 10.000 millones en efectivo en el país.

En total, el stock de activos externos que el sector privado declaró a la AFIP rondaría los US$40.000 millones. Por ende, el universo de activos externos no declarados que podrían acceder al blanqueo se ubicaría entre los USD 190.000 millones (según la estimación del Indec) a casi USD 400.000 millones (según las estimaciones privadas más generosas).

"La duda latente es qué proporción de estos fondos será exteriorizada. Hay varios factores que invitan a pensar que el blanqueo concitará una gran adhesión", comentan.

Y enumera la creciente dificultad para mantener dinero negro en el sistema financiero internacional; la puesta en vigor de acuerdos de reciprocidad entre agencias impositivas que permitirá a la AFIP acceder a información de evasores argentinos; la ausencia de alternativas de inversión rentables en un mundo de negative yields y la mejora de las expectativas en la economía local tras el cambio de política económica.

"Por todo ello, creemos que el blanqueo será realmente masivo (seguramente, superior a los USD 50.000 millones), convirtiéndose quizás en un punto de quiebre positivo para las expectativas de la economía local", afirman.