Hollande reveló que los terroristas pertenecían al ISIS

El presidente de Francia viajó a Saint-Étienne-du-Rouvray donde tuvo lugar la toma de rehenes. Aseguró que “el grupo terrorista declaró la guerra” al país galo que debe responder “por todos los medios”
Martes 26 de julio de 2016
El presidente de Francia, François Hollande, calificó el ataque contra una iglesia de Saint-Étienne-du-Rouvray, a 125 km al norte de París, en Alta Normandía, como "acto cobarde" perpetrado por "terroristas".

El mandatario viajó, junto con el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, a la localidad del noroeste de Francia, donde dos hombres asesinaron a un sacerdote e hirieron a otra persona de gravedad, antes de ser abatidos por agentes de las Fuerzas especiales de la Policía.

En una conferencia de prensa celebrada a pocos metros de la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, el presidente galo confirmó la información adelantada más temprano por medios locales: en el momento del ataque, los secuestradores "se reivindicaron del Estado Islámico" (ISIS, por sus siglas en inglés).

"Me reuní con la familia del cura", dijo Hollande, quien agregó: "Hablé también con los rehenes que expresaron el dolor, la tristeza y la voluntad de entender" lo que sucedió este martes en esa localidad tranquila de menos de 30.000 habitantes. "Quisimos viajar para expresar nuestro apoyo a las fuerzas de seguridad que intervinieron de manera muy rápida", destacó Hollande, quien agradeció además a los bomberos.

El mandatario se refirió al nivel de amenaza terrorista en el país galo que consideró "muy alto" y expresó la determinación del Gobierno a luchar contra el ISIS que "trata de dividir" a los franceses. "Estamos frente a un grupo que nos declaró la guerra. Debemos desarrollar esta guerra, por todos los medios, respetando el derecho, porque estamos en una democracia", agregó el presidente francés.