Papa llega a Polonia bajo fuertes medidas de seguridad

El Papa llega a la tierra de Juan Pablo II para participar de la XXXI Jornada Mundial de la Juventud. También visitará el campo de concentración Auschwitz.
Miércoles 27 de julio de 2016
El papa Francisco llega hoy a Polonia, tierra de Juan Pablo II, para participar de la XXXI Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), en medio de un clima de consternación por los reiterados atentados del Estado Islámico en Europa.

El viaje, el decimoquinto internacional de Jorge Bergoglio, tiene lugar en un contexto muy distinto al que reinó en Río de Janeiro en julio de 2013, cuando el ex arzobispo de Buenos Aires participó de su primera JMJ. Nunca antes, de hecho, se vivió en Europa una racha de atentados como la de las últimas semanas,reivindicados mayoritariamente por EI.

La multiplicación de ataques provocó una psicosis en toda Europa, donde las falsas alarmas están a la orden del día y donde parece estar viviéndose esa "tercera guerra mundial en pedazos" de la que suele hablar Francisco.

La noticia del ataque a una iglesia de Francia también alteró el clima de fiesta reinante en Cracovia, la segunda ciudad de Polonia -blindada como nunca para la ocasión-, donde hoy llegará el Papa y donde ayer quedó inaugurada con una misa la JMJ. Grupos de jóvenes rezaron por las nuevas víctimas y por la paz.

Más allá del contexto inédito de terror que enmarca este nuevo viaje papal, Francisco pisará por primera vez un país de Europa central que se proclama mayoritariamente católico, en el cual, sin embargo, su insistente llamado a abrir las puertas a pobres, refugiados e inmigrantes, así como a la austeridad, no ha caído bien.