"La denuncia de Nisman es la imputación más grave de CFK"

Así lo afirmó el fiscal general ante la Cámara del Crimen, Ricardo Sáenz, frente al pedido de reapertura de la causa contra la ex presidente por encubrimiento a iraníes acusados del ataque en AMIA.
Miércoles 27 de julio de 2016
"La denuncia del fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner es la imputación más grave que enfrenta la ex presidente. La corrupción es plata, pero esto entra en otra categoría: es encubrir a los iraníes acusados de atentar contra la sede de la AMIA".

La frase pertenece al fiscal General ante la Cámara Criminal y Correccional, Ricardo Sáenz, y fue pronunciada ante el inminente pedido de los familiares de víctimas del ataque terrorista y de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) para que se reabra la denuncia que Nisman impulsaba contra la ex jefa de Estado antes de aparecer muerto con un tiro en la cabeza en el baño de su casa.

La solicitud se presentará ante el juzgado de Claudio Bonadio, quien ya tramita una denuncia contra el ex canciller Héctor Timerman por una grabación en la que se lo escucha decir "¿Con quién querés que negocie, si los iraníes hicieron el atentado?". Allí y ante ese magistrado, la denuncia de Nisman podría tener otra suerte que la que tuvo con Rafecas, un juez que clausuró cualquier investigación en tiempo récord. Además, la supervisión de cualquier decisión que se tome en primera instancia recaería en la Sala II de la Cámara Federal, que integran Horacio Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Farah.

"Siempre dijimos que no era definitivo el cierre de la denuncia, advertimos que lo denunciado podía ser delito y había que investigarlo, cuanto menos, como hipótesis", advirtió el funcionario del Ministerio Público y negó que la decisión tomada por el juez federal Daniel Rafecas no implica que se trate de "cosa juzgada".

Según explicó Ricardo Sáenz, "la cosa juzgada no se aplica porque no se juzgó nada. Nadie corrió el riesgo de ser juzgado porque la investigación no se abrió. Lo insólito es que no se haya abierto, porque no hay en la jurisprudencia del fuero federal ninguna causa de semejante envergadura, con tantas medidas de prueba pedida, que se haya cerrado así".