Freddy, el imitador de Macri, habló sobre el enojo del Presidente

"Me toca bailar con la más fea", dijo en radio, en medio del clima tenso entre el conductor de "ShowMatch" y Macri.
Miércoles 27 de julio de 2016
“Es imposible que un humorista, conductor o periodista tire abajo un gobierno”, dijo Freddy Villarreal sobre su imitación a Mauricio Macri en "ShowMatch". En medio del clima tirante por la molestia del Presidente ante su parodia, y tras un masivo ataque en las redes sociales contra Marcelo Tinelli, el hombre de las mil máscaras dio su opinión

"Creo que si un presidente hace las cosas bien y la gente lo percibe de tal forma, si hay trabajo y los chicos tienen para comer, no hay labor que pueda hacer un humorista que pueda desprestigiar o que pueda romper con un sistema de gobierno tan eficaz. Y de la misma forma al revés: si un gobierno no es tan bueno, jamás un humorista, a través del humor, podría fogonear a favor de alguien y llevar ese proceso adelante. Si la gente no tiene para comer, no hay humorista que lo pueda levantar o hundir. Eso a mí me tranquiliza, espero que la gente lo entienda así", explicó en una entrevista con el ciclo de Moskita Muerta, por La Once Diez/Radio de la Ciudad.

"Yo tengo que tomar de la realidad, de la actualidad los elementos para hacer reír. Si hoy tengo que salir al aire, tomaré la reacción de un Presidente que le reclama a Marcelo qué pasó con la amistad", sostuvo el comediante que aclaró que no le bajan línea a la hora de hacer la interpretación y que apenas habla fuera del aire con Tinelli.

"¿Qué pretenden que los humoristas no hagamos humor de la política? ¿Qué facultad tiene un panelista de decir si le gusta o no tal actitud del Presidente? Uno hace una caricatura, (...) no hago retratos.(...) Tengo que exacerbar para suscitar la risa, pero es absurdo analizar la caricatura y llevarla al terreno de la realidad”, respondió al ex presidente De La Rúa que señaló a su imitación como la culpable de su caída en el 2001 y aseguró que quería "minar" la autoridad de Macri.

"La burla tiene mala prensa porque parece que es reírse del otro y no con el otro. No es así, la burla es sana en tanto y en cuanto no ofendas, uno puede hace una sátira o una parodia. El humor es una delgada línea, la bufonería es una muy delgada línea para que la otra persona se ofenda o no", añadió Freddy sobre los dicho de Macri que aseguraban que "Tinelli me satiriza de mala manera".

“Hay ciertos códigos para saber qué temas tocar y cuáles no. Con Mauricio tengo un freno de mano permanente porque tengo que medir mis expresiones; yo no me olvido de que es el presidente de la Nación y que mucha gente puede interpretar que mis trabajos son editoriales políticas y no tengo ganas de que eso suceda, entonces a veces tengo que sacrificar un excelente chiste porque podría poner a favor o en contra a Macri”, explicó. “Tiene que ver con la ética del profesionalismo y el no herir susceptibilidades”, afirmó. "Yo lo único que quiero es hacer reír, pero sé que me toca bailar con la más fea", confesó el comediante.