Sueños y objetivos de tres entrenadores argentinos

Sergio Hernández, Eduardo Gallardo y Santiago Gómez Cora se ilusionan con conseguir medallas en Río 2016.
Jueves 28 de julio de 2016
Tres de los entrenadores de conjuntos nacionales que representarán al país en los Juegos Olímpicos de Río muestran sus sensaciones a días del comienzo de la competencia.
El experimentado entrenador de la selección argentina de básquet, Sergio Hernández, que liderará al conjunto albiceleste en la cita olímpica de Río de Janeiro, sentenció que el equipo irá en busca de una medalla, pero que su principal objetivo es dejar una huella argentina en la competición y ratificar un estilo de juego.

"Siempre opiné igual, incluso cuando teníamos equipos completos en Japón 2006, Turquía 2010 o Pekín 2008: si podemos lograr un podio sería genial, pero lo más importante es que cuando termine el torneo quede la huella de Argentina, que deje algo como mensaje dentro de la cancha y conserve una línea de juego o una identidad propia muy respetada en el mundo entero", sostuvo Hernández.

Por su parte, el seleccionado argentino de handball masculino transita el mejor momento de su historia y, con esa motivación, se proyecta para realizar una buena presentación en Río de Janeiro, lo que será su segunda actuación en los Juegos Olímpicos.

El auge y ambas clasificaciones de los Gladiadores fueron bajo el cargo del entrenador Eduardo Gallardo, quien admitió que es un "sueño" participar en el certamen más prestigioso del mundo del deporte.

El sorteo para Río no favoreció al seleccionado argentino, debido a que compartirá el Grupo A junto a Francia (ganador del Mundial 2015), Qatar (campeón de Asia y subcampeón del mundo), Dinamarca, Croacia y Túnez.

"Las zonas en este torneo son durísimas, porque están los doce mejores equipo de los continentes. Nos tocó, sin dudas por nuestra forma de juego, la peor posible, pero la expectativa es la misma. Si pasamos, tendremos un poco más liviano (el cruce)", detalló Gallardo.

Si bien reconoció que es "complicado", el entrenador señaló que para obtener buenos resultados deberán jugar al "máximo" y aguardar que las "potencias no estén en su mejor día", al tiempo que hizo hincapié en que el objetivo es "ser diploma olímpico".

Por último, el seleccionado argentino de rugby en la modalidad seven viene creciendo estos últimos años, y actualmente se encuentra quinto en el ranking mundial.

"Para nosotros es un honor enorme y un orgullo hacer lo que hacemos. Estamos en el lugar que queremos estar, haciendo un trabajo que no lo llamaría como tal, donde tenemos mucho sentimiento de por medio y lo hacemos con una pasión increíble. Eso creo nos ha caracterizado como staff y como equipo también así que muy orgulloso de estar hoy acá", dijo su entrenador, Santiago Gómez Cora.

"El gran objetivo, desde ya, es demostrar lo que hace el equipo en el circuito durante el año. Nos somos irónicos ni utópicos al decir que estamos para pelear por una medalla. Este año quedamos quintos, en lo que fue la mejor temporada de los últimos 16 años. Vamos a pelear una medalla", agregó.