Contrabando llegó disimulado como donaciones

Está valuado en $7.5 millones de dólares. Estaban declarados como materiales, insumos y equipamiento hospitalario pero incluía gran cantidad de equipos electrónicos e informáticos.
Jueves 28 de julio de 2016
La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a través de la Aduana, detectó un cargamento proveniente de los Estados Unidos que había sido declarado como “donación” pero que, al ser derivado al canal rojo de control dejó en evidencia el intento de contrabando de gran variedad y cantidad de equipos electrónicos e informáticos cuyo valor ronda los 7.500.000 pesos.

El procedimiento se desarrolló en el control Terminal Zárate, en la ciudad de Campana, provincia de Buenos Aires, donde el personal aduanero efectuó el control de un cargamento que supuestamente contenía materiales e insumos médicos, equipamiento electromecánico hospitalario, artículos eléctricos y herramientas manuales.

Sin embargo, la verificación efectuada dejó al descubierto que en realidad se trataba de mercadería sin declarar y violatoria del régimen de donación, surgiendo además, la existencia de una operatoria de contrabando documental y físico.

El cargamento contenía televisores curvos de 65 y 75 pulgadas de tecnología Android TV, televisores Samsung Smart TV de 46 pulgadas, computadoras All in One HP Pavillion, PC All in One, I Mac de Apple, discos rígidos de 6 Tera byte, memorias expandibles de 1 Tera byte Samsung, placas de video de Intel, dos drones profesionales con filmación, telefonía celular de alta gama, tablets, I Pods, Iphone 4, Iphone 6, instrumentos musicales, notebooks Toshiba de 4 Tera bytes, consola Yamaha de audio, video y grabación, equipos de filmación y de video profesionales con pantallas, consola musical Yamaha, talleres de carpintería electromecánicos Walt con sierras diamantadas y discos de corte.

Asimismo había también medicamentos varios, material descartable, jeringas, catéter y demás elementos para cirugía (todos vencidos y de origen norteamericano) destinados a hospitales y/o clínicas de las provincias de Buenos Aires y de Entre Ríos, más accesorios y equipos de internación con destinos a Chacabuco, Balcarce y localidades entrerrianas.

Como consecuencia del operativo, la tecnología médica y el equipamiento electromecánico hospitalario fueron desechados por considerarse obsoletos y se dio intervención inmediata al Juzgado Federal de Campana.