Lanzan campaña antidroga y reciben una amenaza por día

Son referentes de la Corriente Clasista y Combativa y sus familiares. Intento de secuestro y ataque con cuchillo. Las sospechas detrás de lo que ocurre.
Jueves 28 de julio de 2016
En tres semanas, los principales referentes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y sus familiares recibieron 21 amenazas de muerte, entre ellas un intento de secuestro y el apuñalamiento de un joven. Todo comenzó después de lanzar la campaña nacional "Ni Un Pibe Menos Por La Droga", por lo que la principal hipótesis es que las intimidaciones provienen del narcotráfico. Pero hay muchas cosas que llaman la atención.

"En los últimos meses creció muchísimo el consumo de droga en los barrios del conurbano. Los padres están desesperados y queremos hacer algo. Las amenazas no nos van a parar", dice Juan Carlos Alderete, titular de la CCC.

La campaña "Ni Un Pibe Menos Por La Droga" fue lanzada el 28 de junio pasado con un acto en el Obelisco en el que participaron muchas organizaciones sociales y políticas. También se replicó en distintas provincias. Es un movimiento incipiente que tiene como objetivo incorporar a las familias al reclamo al estado de la lucha contra la droga y, puntualmente reclamar la apertura de centros de recuperación gratuitos.

Según el último informe de junio pasado de la Universidad Católica Argentina (UCA) sobre narcotráfico y acciones en la Argentina, la venta de drogas en 2015 superó en un 70 por ciento el valor que se registró en 2010.

Siete días después del lanzamiento de la campaña comenzaron las amenazas. La primera fue una intimidación: "son dos pesados. No son del barrio" y vinculados a la venta de drogas en el barrio, identificó un testigo a quienes se acercaron hasta la casa de Alderete, en González Catán, para preguntar quién era su hijo de 10 años que en ese momento jugaba a la pelota en la vereda. A la madrugada del día siguiente un vecino lo alertó de que dos hombres estaban forzando el portón de su casa.

Luego las amenazas comenzaron a ser directas. En su página de Facebook, el dirigente recibió un mensaje de audio. "Vas a ser una vergüenza nacional. No sigas jodiendo. Te vas a tener que ir del país", se escuchaba. A los pocos minutos lo llamaron a su celular: "Yo soy Navarro. La vimos a tu mujer en el clio. Te vamos a hacer mierda. Te vas a tener que ir del país. Te vamos a destruir. No te metas con nosotros", escuchó Alderete. Y simultáneamente al llamado aparecía en su Facebook un video de su hijo. Tanto el audio como el video luego fueron borrados.