La historia "mágica" de la creadora de Harry Potter

Antes de convertirse en una de las autoras más exitosas de la historia Joanne tuvo que superar muchas situaciones difíciles.
Domingo 31 de julio de 2016
El 31 de julio de 1965, en Yate (Reino Unido), nacía Joanne Kathleen Rowling, más conocida como J.K.Rowling, autora de la famosa saga Harry Potter. Gracias a las historias del niño mago, la escritora británica amasó una fortuna que la convirtió en una de las personas más ricas del mundo. Sin embargo, antes de saborear el éxito tuvo que superar situaciones difíciles de las que sacó valiosas enseñanzas de vida.

Tal como ella misma ha reconocido en varias ocasiones, el secreto para llegar donde está se resume en "aprender del fracaso". Antes de que Harry Potter rompiese récords de ventas en todo el mundo, Rowling atravesada una época "catastrófica": un matrimonio fracasado, sin trabajo, un bebé a su cargo... el panorama era desalentador.

Su suerte cambió durante un viaje en tren desde Mánchester, donde se le ocurrió la idea del mundo mágico. Una vez en Londres, la autora fue dando forma al universo que la hizo famosa, sentada durante horas en bares de la capital. Frente a un café, que estiraba todo el día, escribió la primera de sus obras, Harry Potter y la piedra filosofal.

El libro, sin embargo, pasó por más de diez editoriales, antes de ver la luz. Fue una niña de ocho años, Alice Newton, quien le dio el sí definitivo a su obra. El presidente de la editorial británica Bloomsbury Publishing, Nigel Newton, reveló en una entrevista televisiva, que la pequeña, su hija, le dijo que lo que tenía en sus manos era bueno, era “mejor que cualquier cosa”.

En junio de 1997, “Harry Potter y la piedra filosofal” salió a la venta. A partir de ahí, Rowling comenzó una larga travesía literaria por el mundo de los hechizos, bajo el seudónimo de J. K. Rowling. Este nombre, contaría la escritora, nació por una petición del editor quien no creía que los niños fueran a leer a una mujer. Una vez descubierta, explicó que la “K” era por “Kathleen”, el nombre de su abuela paterna.