Cristina Kirchner dijo que el caso López fue "traumático"

La ex presidenta aseguró que sintió “impotencia”; pidió que "se investigue a fondo y que cada uno dé las explicaciones". Respaldó la creación de una comisión bicameral para auditar la obra pública.
Lunes 1 de agosto de 2016
La expresidenta Cristina Kirchner calificó como algo "traumático" la aparición de su exfuncionario José López con 9 millones de dólares, dijo que sintió "impotencia" ante ese episodio y reclamó que "se investigue a fondo para que cada uno dé las explicaciones que tiene que dar".

"Es traumático... impotencia....con tanta gente que se mató con el proyecto político y se ve defraudada", lamentó la exmandataria al ser consultada sobre qué sintió sobre la aparición de López ocultando 9 millones de dólares en un convento de General Rodríguez.

Y agregó: "Quiero que se investigue a fondo para que cada uno dé las explicaciones que tiene que dar", al tiempo que reiteró su pedido para que el Poder Legislativo cree una comisión bicameral para "auditar la obra pública de los últimos 12 años y medio".

En una entrevista que brindó en el Instituto Patria al canal de cable C5N, Cristina desestimó que el Gobierno se encargue de esa auditoria y buscó vincular a empresarios de la construcción cercanos al actual presidente Mauricio Macri a los presuntos casos de corrupción en obra pública durante el kirchnerismo.

"¿Lo auditarán a (Ángelo) Calcaterra (primo del Presidente)? ¿Lo va a auditar Macri?, No lo creo", sostuvo la exmandataria, quien insistió en que la auditoria sobre la obra pública en sus gestiones deben ser hechas "por universidades públicas y privadas".

Sobre los resultados de esa posible auditoria dijo que "no" espera nada en su contra y se despegó de una presunta responsabilidad sobre el tema, al avisar que "hay ministros y secretarios" en "toda estructura" estatal dedicada a la licitación de obras públicas.

Consultada sobre su futuro político, la expresidente jugó al misterio: "No tengo vocación de opositora, tengo vocación de construcción, yo quiero que no se pierda lo que se construyó en los últimos 12 años. ¿Por qué todo tiene que pasar por un cargo institucional?", se preguntó.

Tampoco quiso dar respuestas sobre la versión de una presunta reunión que habrían tenido el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y su hijo y diputado Máximo Kirchner.

"Preguntenlé a Máximo o a Massa", dijo, mientras que al ser consultada sobre si el líder del FR era un límite a un posible acuerdo político, evitó definiciones: "Mi límite son los genocidas, pero no voy a hablar de dirigentes", planteó.

Por otro lado, como viene planteando en sus últimas entrevistas y apariciones públicas, Cristina Kirchner apuntó duro contra el gobierno de Macri y afirmó que ahora "en la calle hay más cartoneros, más gente en situación de calle", lo que adjudicó al "aumento inusitado de todos los alimentos, producto de la quita de retenciones entre otras cosas, del tarifazo".

A su vez, lamentó que "los 128 mil millones de pesos que le trasladaron al campo (por la quita de retenciones a la soja) son la mitad de lo que se destinaba a subsidios de luz, gas y agua, que eran unos 65 mil millones".

También consideró que "la inflación de ahora es más del doble" que en la de su gestión y aseguró que "la incrementó el tarifazo y la desaparición del rol del Estado para diseñar políticas orientadoras de precios".

Por otra parte, pareció apuntar contra los sectores peronistas que se alejaron del kirchenrismo tras la derrota electoral, al señalar que hay "una oposición que no hace oficialismo ni oposición", y amplió: "Convencieron a muchos parlamentarios de que si le pagábamos a los fondos buitre iban a llover los dólares. ¿Y qué pasó con la inversiones? Nada".