Buscaba un Pokémon y encontró a pareja teniendo sexo

Miércoles 3 de agosto de 2016
El furor por el juego de celulares Pokémon Go hizo que un joven de Santo Domingo, República Dominicana, quien buscaba a las populares criaturas de la serie animada, se topara con algo más que una imagen virtual. Más bien era una imagen carnal, la de una pareja teniendo relaciones sexuales en un edificio corporativo de la capital.

RR.HH. La consultora Bextro se dedica a los recursos humanos. ¿Cómo resolverá este tema?

La insospechada situación se registró en la avenida Rómulo Bentacourt, de Santo Domingo, cuando el adolescente advirtió el acto sexual a través de la ventana del edificio de la consultora Bextro, especializada en recursos humanos -una paradoja-. En ese instante y sin dudarlo, el muchacho dejó de lado el juego y comenzó a grabar lo que veía.

En el video se pueden ver a un hombre y una mujer (en un contraluz que le da un efecto de sombras, caso con un toque cinematográficos) teniendo sexo en diferentes posiciones e intensidades, las mismas que rápidamente se hicieron virales una vez que el dueño del teléfono celular las subió a la red.

Tanto fue el furor y las réplicas que tuvo el videíto erótico, que se transformó en un escándalo nacional. Una vez salido el caso a la luz, la compañía Bextro ofreció disculpas públicas a través de un comunicado y aseguró que se investigaría la situación para sancionar a los lujuriosos empleados que satisfacían sus instintos sexuales en pleno horario laboral.

“Después de concluir nuestra investigación, podemos informar que el acto entre dos adultos que tuvo lugar en nuestras instalaciones va en contra de nuestra ética y moral corporativa”. Comunicado de Bextro

Pero, como suele ocurrir en estos casos, el “radiopasillo” se activó rápidamente y la interna se hizo también viral, con los errores y distorsiones que a veces el boca a boca suele conllevar. Entonces, a las pocas horas se conoció la queja formal de una de las empleadas de Bextro Consultora, Diana Paulino, quien fue señalada como la protagonista de las calientes imágenes, básicamente porque se reconoció ese espacio laboral como el suyo. Sin embargo, ella rechazó de plano la acusación y fue por más, dado que sintió que su nombre fue manchado por este “error de identificación”.

Por eso fue hasta la comisaría de la zona y presentó una queja formal por este asunto y pidió a la policía una ayuda para limpiar su nombre. Ahora, la empresa busca saber quiénes fueron los protagonistas para, posiblemente, sancionarlos.