Aerolíneas mejora sus números por el crédito y el combustible barato

El crédito y el combustible barato son los motivos más importantes. Pese a no tener sus balances al día cerró un financiamiento y bajó a la mitad tasas del 12,5%.
Miércoles 3 de agosto de 2016

En Aerolíneas hay entusiasmo. Lograron un financiamiento por 280 millones de dólares a una tasa de 6,23% fija y a ocho años. Claro que en medio del optimismo financiero aparece el déficit. En el primer semestre ya requirieron al Tesoro 230 millones de dólares, aunque aseguran que en los segundos seis meses del año no serán más de 90 millones de dólares.


"Vamos a terminar el año muy bien. En el primer semestre tuvimos que hacernos cargo de muchas deudas del año pasado y por eso fue tan alto el requerimiento de fondos. Pero eso cambiará notablemente en lo que queda del año", dijo Pablo Miedzdiak, gerente financiero de la compañía estatal.

En estas horas se conocerán los términos de un acuerdo con uno de los principales operadores de leasing del mundo, dejando atrás la anterior manera de financiarse, con tasas en dólares que ilusionarían a cualquier ahorrista argentino. La gestión de La Cámpora que encabezó Mariano Recalde dejó contratos con tasas en dólares exorbitantes.

El mundo aeronáutico se utilizan contratos con bancos internacionales para financiar la compra de aeronaves, con leasors o en su caso, si la empresa cotiza en bolsa, con la emisión de algún papel negociable para captar dinero público. Si ninguna de las herramientas están al alcance, los grandes fabricantes -Airbus y Boeing- financian la compra. Claro que este esquema es el más caro. Con la billetera del Estado como telonero, este es el sistema que utilizó Recalde. Así la empresa estaba endeudada en dólares con tres créditos importantes: uno pagaba una tasa de interés de 12,5% y otros dos por 15,92% y 16,13%

Los cambios en la tasa son, quizás, la mejor noticia que ha dado Aerolíneas en estos meses de gestión. Más aún, si se tiene en cuenta que la empresa salió a buscar financiamiento sin siquiera tener al día sus balances al día.

"Vamos a poner todos los balances al día, y la contabilidad también", dijo Miedziak. No es para menos. Optar, la empresa de servicios turísticos que todos los organismos del Estado tenían que contratar para que viajen los funcionarios y empleados no tenía balances desde 2008. Ya se armaron los ejercicios hasta 2012, pero el trabajo sigue.

Una parte de aquellos 280 millones refinanciados es por la compra de tres Airbus 330. Una segunda parte es para pagar el saldo de otro similar que llega el viernes y que viaja nuevo desde la fábrica de Touluse nuevo. Se utilizará para vuelos internacionales y es una de las apuestas para poner aviones eficientes en rutas internacionales que no paran de anotar rojo en sus cuentas.


Luego se aplicará otro monto a un avión comprado en la gestión anterior que llega en octubre y finalmente, el resto, a tres Boeing que se incorporarán a la flota en 2018.

En los despachos cerda de Isela Costantini, la CEO de la empresa, se ilusionan con bajar fuerte la dependencia de fondos públicos el primer año de gestión. Desde 2008 hasta a diciembre pasado, la gestión estatal requirió en promedio 677,7 millones de dólares por año.. Creen que el número estará muy por debajo de aquel. En los primeros seis meses, al menos, hay datos que alientan a pensar que el déficit seguirá pero no será tal elevado.