La situación de Cristina acelera el quiebre con el PJ

Algunas de las declaraciones de la ex presidenta generaron malestar en las filas del kirchnerismo. Se especula que otros 20 diputados se irán del bloque que conduce Héctor Recalde.
Domingo 7 de agosto de 2016
La situación judicial de Cristina Kirchner y algunas de sus definiciones políticas en los medios de comunicación generan tensión dentro del kirchnerismo y aceleran la ruptura con el PJ.

En el FPV cayeron particularmente mal sus definiciones durante la entrevista del domingo último con Roberto Navarro en C5N. Sobre todo, la reacción tibia al caso de José López, el deslinde de responsabilidades en gobernadores por las irregularidades en la obra pública, con especial dureza contra José Luis Gioja, ex mandatario de San Juan, y la falta de mención -y afán de defender- a sus colaboradores más cercanos y antiguos, como el ex ministro de Planificación Julio De Vido.

También observan que en el último tiempo Cristina priorizó los contactos con la militancia más joven por sobre los encuentros con dirigentes más antiguos, tal vez para esquivar el vacío y las ausencias.

Ocupada en atender el frente judicial, Cristina sólo habló de "construir una nueva mayoría", pero evitó siquiera sugerir que podría ser candidata el año que viene o en 2019. "No todo tiene que pasar por un cargo institucional", dijo la ex presidenta la semana pasada.
Ruptura en ciernes

El panorama del FPV se completa con los últimos movimientos del PJ que, como parte de su reordenamiento posderrota, quiere acelerar el proceso de "deskirchnerización".

El partido prepara el terreno para que una veintena de diputados que todavía integran el FPV abandone el bloque. Será la cuarta sangría desde diciembre, después de las del bloque justicialista, de Diego Bossio; del Movimiento Evita y de los diputados misioneros. El quiebre, que dejaría el bloque con unos 50 diputados frente a los 98 que asumieron por el FPV en diciembre, se concretaría el martes, en una reunión de la mesa chica del Consejo Nacional del PJ.

El plan del PJ es que los diputados que abandonen el FPV formen un interbloque junto con el bloque justicialista y el Movimiento Evita, y desde allí tender puentes con Sergio Massa.