El básquet arrancó con todo: superó por 94-66 a Nigeria

El equipo dirigido por Sergio Hernández sacó una diferencia rápida que se fue acrecentando con el correr del partido. El martes jugarán ante Croacia.
Lunes 8 de agosto de 2016
Si bien se trató de un triunfo que debería haber estado en los planes, la Selección argentina de básquetbol obtuvo hoy una victoria clave en lo anímico frente a la física Nigeria por 94-66, para dar un primer paso vital en la búsqueda de la clasificación a la siguiente ronda de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El oficio de los veteranos argentinos, muchos de ellos que lograron la medalla dorada en Atenas 2004, permitieron a los dirigidos por Sergio Hernández sacar una diferencia rápida que se fue acrecentando con el correr de los minutos en el Arena Carioca 1, repleto de hinchas albicelestes que le dieron un marco único.

El base Facundo Campazzo, con 19 puntos, fue el goleador de la noche para el conjunto albiceleste, seguido por el capitán Luis Scola (18) y el alero bahiense Emanuel Ginobili (12).

Argentina volverá a presentarse el próximo martes (22:30) frente a Croacia, en un encuentro que toma notoria trascendencia luego que los balcánicos, este domingo, dieron el golpe y superaron a España por un doble. Los otros rivales del Grupo B serán Lituania (jueves), Brasil (sábado) y España (lunes).

La "Generación Dorada" estuvo a pleno tanto en la faceta defensiva como ofensiva ante un rival que lo había complicado en los primeros dos amistosos de preparación para estos Juegos, en Estados Unidos.

Argentina fue destruyendo jugada a jugada la resistencia física de Nigeria, producto de un fenomenal juego colectivo, la magia de Ginóbili, la potencia de Scola y la entrega de Nocioni.

En números, Argentina tuvo un 43 por ciento de efectividad en triples, 47 por ciento en dobles y un total de 18 asistencias.

El aliento del final, con las remeras revoleadas al aire por los hinchas y el saludo de los jugadores, hicieron replicar en la memoria aquel tremendo festejo en Atenas 2004. Ojalá, la historia pueda repetirse.

"Lo de la gente fue impecable, parecía que seguíamos en Tecnópolis. Estoy contento que le dimos un buen espectáculo, que le mostramos cómo podemos jugar", explicó Ginóbili.