Costantini y Dietrich: "La Cámpora fue gente incapaz"

Guillermo Dietrich e Isela Costantini contaron que el cabotaje aumentó 13% frente al mismo mes de 2015 y que se mejoraron los índices de puntualidad.
Martes 9 de agosto de 2016
La titular de Aerolíneas Argentinas, Isela Costantini, y el ministro de Transportes, Guillermo Dietrich, se manifestaron duramente contra La Cámpora. Ocurrió durante una presentación de los resultados de la compañía durante la reciente temporada invernal de julio.

"Tuvimos récord de pasajeros, más de un millón en julio, un crecimiento de 13% en vuelos de cabotaje y de pasajeros. Lo que es interesante, es que el caos que se vivió en Aeroparque el año pasado, este año no lo vivimos", dijo Costantini, en un encuentro con la prensa en el despacho de Dietrich, en el piso 12 del Palacio de Hacienda.

Dietrich dijo que "lo que pasó hace un año durante las vacaciones de invierno fue una catástrofe, la última experiencia de gestión en alta temporada del kirchnerismo y que demuestra lo que pasó en el país: gente incapaz, manejando cosas complejas, que lo hace mal". "Y eso les pasó después de manejar Aerolíneas durante cinco o seis años. Acá Isela comenzó en enero, con un equipo de cinco gerentes, e hicieron un cambio radical en la gestión".

A través de unas planillas don una foto mostraba el caos que se vivió en Aeroparque en julio del año pasado, Costantini se refirió a sus predecesores. Las planillas incluyeron una especie de juego: desafiaron a los periodistas a adivinar cuál fue la tasa de puntualidad de Recalde entre 2012 y 2015, con tres resultados probables. "Son todos los que están en la primera columna", dijeron los dos funcionarios, entre risas, en referencia a los ratios de puntualidad más bajos que se podían adivinar en el "juego" que proponían.

A la hora de hablar sobre cómo hará la empresa para compensar su crónico déficit con un subsidio del Estado que no llega a 270 millones de dólares (de los cuales ya fueron gastados más de un 70%), ambos se pusieron serios.

"Va a ser muy duro, porque el objetivo que se puso es muy ambicioso, respecto a la responsabilidad con que nos estamos manejando en el Gobierno con todas las cuentas, y vamos a estar bien. Somos optimistas", dijo Dietrich.

"En la industria aerocomercial, los flujos del segundo semestre son más positivos", agregó Costantini." Además, mucho de lo que se ha ido haciendo este primer semestre de gestión genera resultados que aparecen ahora, 100% a partir de agosto. Y hay un tercer punto y es que, con la refinanciación de los aviones nuevos, nosotros no sólo mejoramos la tasa de interés con un ahorro de 20 millones de dólares, sino que tenemos 48 millones de dólares que entran de reserva que habían quedado atadas. Esas reservas entran en el flujo de caja de la empresa. Son 48 millones de dólares que no necesitaríamos de subsidios, porque los vamos a tener en la caja".

Sobre las paritarias, Costantini dijo: "Yo no voy a entrar en qué es lo que van a pedir y lo que tiene que ser razonable". "Creo que el tema aquí es que venimos mostrando a los gremios y los empleados de la empresa la situación económica de Aerolíneas y el plan hacia donde queremos seguir. Esperamos que con ese entendimiento podamos sentarnos a hablar de una forma lógica. Esto es una maratón, no estamos haciendo sólo la paritaria de este año. El año que viene va a haber paritarias de vuelta", agregó.

Dietrich, por su parte, dijo: "Los gremios han demostrado un alto nivel de responsabilidad. Cada vez que me subo a un avión de Aerolíneas, alguien me dice hay una oportunidad acá. La gente vive eso, lo que no lo vivía es la dirigencia. Yo hice Madrid Buenos Aires, conocí al responsable de la base de allá, me contó había un tipo, mandado por Recalde, de La Càmpora, que cobraba 7.000 euros por mes y no hacía nada. Le pregunté por qué no lo sacó y me respondió que acá no existía sacar a alguien. No existía ese concepto"·