Argentina se ilusiona tras vencer a Croacia 90 a 82

La selección albiceleste ahora enfrentará a Lituania el jueves a las 22.30. Manu Ginóbili se mostró conforme con el rendimiento del equipo: “Le ganamos a una potencia mundial”.
Miércoles 10 de agosto de 2016
La Selección argentina de básquetbol venció esta noche a Croacia por 90 a 82 en la segunda fecha del Grupo B de los Juegos Olímpicos de Río 2016 que se disputó en el estadio Arena Carioca 1.

El primer tiempo terminó en favor de Argentina por 46 a 40, en un partido que estuvo muy cerrado y que Croacia dominó al principio, y que incluso tuvo al equipo albiceleste adelante por 20 puntos.

Argentina ya había ganado en el inicio ante Nigeria y ahora afrontará el tercer partido, el jueves 11 ante Lituania a las 22:30 horas.

"Hoy me costó mucho más, porque eran mucho más físico que Nigeria. El equipo no me necesitó en cancha tanto, y le ganamos a una potencia mundial", expresó "Manu" Ginóbili tras el partido a la televisión argentina.

El máximo referente de la Generación Dorada, destacó el trabajo en el "tercer cuarto" el cual calificó como "muy bueno", pero reconoció que luego "se complicó un poco, porque ellos pusieron cinco chicos , atacaron bien el aro y dejamos de jugar, pero suele pasar porque son equipos muy buenos".

"Se volvieron un poco locos , nos permitieron tener unos técnicos y yo aporté la experiencia y la frialdad. Pero los 20 puntos de diferencia fueron los otros. Pato Garino es un perro de presa, gran trabajo de equipo que es mejor que si uno hace 40 puntos", explicó.

El tercer cuarto le permitió a Argentina sacar una ventaja de casi 20 puntos, y tuvo en Luis Scola a su máximo anotador con 23 puntos, mientras que Andrés Nocioni sumó 11.

En el final Croacia achicó diferencias con las tareas de Darío Saric, 19 puntos, y Bojan Bogdanovic, con 18, y puso en aprietos a los argentinos.

Sin embargo, la defensa y sobre todo las faltas técnicas que regaló el entrenador croata por protestas airadas, le dieron a Argentina ese aire y diferencia para quedarse con el triunfo.

"Muy feliz porque le ganamos a un rival muy duro, de primer nivel. Parecía que lo habíamos cerrado. Era raro que hubiéramos ganado por 20 nosotros o ellos. Las piernas pasaron factura", señaló Sergio Hernández tras el cotejo.

En ese sentido explicó que "la rotación fue más corta, y eso se sintió en algunos jugadores en el final, pero se ganó con juego y con corazón".