José López vuelve a presentarse ante el juez Rafecas

Se prevé que el ex funcionario busque despegar a su esposa y a las religiosas del convento del escándalo por los bolsos.
Jueves 11 de agosto de 2016
José López rompería el silencio ante el juez federal y finalmente declararía en la causa por enriquecimiento ilícito.

Se prevé que el detenido ex secretario de Obras Públicas K intente despegar a su esposa María Amalia Díaz y a las religiosas del convento de General Rodríguez del escándalo de los bolsos con casi 9 millones de dólares que trató de esconder allí.

Díaz está imputada en la causa como partícipe necesaria y aunque se negó a declarar presentó un escrito en el que se defendió de las acusaciones de la Justicia. En el documento indicó que discutió con López en la tarde anterior al escándalo por los bolsos, cuandio lo vio con el arma semiautomática que luego le secuestraron. La mujer se desligó de los bolsos y dijo que luego de la pelea se fue sola hacia el departamento de la familia en Recoleta.

Dos de las religiosas ya declararon como testigos: las hermanas María y Marcela. En el caso de Inés fue a indagatoria, ya que el video de las cámaras de seguridad del convento muestran cómo ayudó a López a esconder los bolsos en el lugar. Las tres coincidieron en que desconocían que en los bolsos hubiera plata y aclararon que quienes tenían relación con el exfuncionario K eran eran el entonces obispo Rubén Di Monte y la jefa del convento, la hermana Alba.

Alba volvió a quedar en medio de la polémica por las dudas que tiene sobre su salud el fiscal federal Federico Delgado, que investiga la causa junto a Rafecas. El fiscal reclamó una junta médica para que determine si la religiosa, de 95 años, puede declarar en la causa. El funcionario judicial asegura que hay ambigüedad en los informes médicos. Además duda de los testimonios de las otras religiosas.