Se sacó la selfie sin saber la sorpresa que recibiría

Tomar sol y disfrutar de la fiesta. Eso es todo lo que quería una joven que estaba de vacaciones en Magaluf, Mallorca. Pero, sin saberlo, una noticia la sorprendería a ella y toda su familia.
Jueves 11 de agosto de 2016
Jackie Owings, una joven británica de 22 años, decidió pasar sus vacaciones del año pasado en Magaluf (Mallorca, España) junto con sus amigas para disfrutar de la playa y de la fiesta. Allí, la joven se tomó una selfi en bikini sin saber que para ese entonces una nueva vida se estaba formando dentro de su cuerpo, informa 'The Sun'. Tanto es así, que posteriormente se supo que Jackie estaba embarazada de 5 meses en aquel momento.

"Había estado tomando pastillas anticonceptivas, mi periodo nunca cambió y tampoco hubo algún signo de tripa de embarazada", declaró la joven. Al regresar a Reino Unido, rompió aguas mientras trabajaba en su oficio de camarera. "Entonces recordé que me habían recetado antibióticos por una infección en el pecho nueve meses antes. Me di cuenta de que debían de haber anulado el efecto de la píldora", recuerda.

Jackie cuenta que mientras estaba dando a luz se le pasó por la cabeza que era demasiado joven como para tener un bebé, pero que en cuanto tuvo a su hijo, llamado Edward, entre sus brazos, sintió un vínculo muy especial. Entonces, le escribió un mensaje a su novio Jack, con el que llevaba saliendo de forma intermitente 3 años, para comunicarle la noticia. La joven contó que Jack pensó que estaba bromeando, pero que cuando le envió una selfi con su hijo le dijo que "ya estaba en camino". Actualmente, viven todos juntos en casa de la madre de Jack.

"Cuando pienso ahora sobre mis fiestas salvajes con mis amigas, me siento muy culpable, pero yo no tenía idea de que estaba embarazada. Afortunadamente, los doctores me dijeron que no había ningún daño", explica.